21 de enero de 2020
21.01.2020
La Opinión de A Coruña
Sentencia

Un año de prisión por imprudencia para el dueño de la finca donde murió Julen

"La condena será de por vida", ha dicho el propietario, que tendrá que indemnizar a los padres

21.01.2020 | 11:20
Un año de prisión por imprudencia para el dueño de la finca donde murió Julen
Un año de prisión por imprudencia para el dueño de la finca donde murió Julen

El dueño de la finca donde murió Julen, el niño de 2 años que cayó a un pozo en Totalán (Málaga), ha sido condenado a un año de prisión después de declararse culpable de la muerte por imprudencia grave del menor tras el acuerdo alcanzado con los padres del pequeño a los que indemnizará con 180.000 euros.

La vista oral se ha celebrado en el Juzgado de lo Penal número 9 de Málaga y el acusado, además de reconocer los hechos que le imputan el fiscal y la acusación particular, ha pedido perdón y ha asegurado que nunca quiso "que al niño le pasara nada".

Tras un acuerdo de conformidad, el magistrado ha dictado sentencia de forma verbal y ha estimado las atenuantes de reconocimiento tardío de los hechos y reparación parcial del daño. El juez también ha acordado una indemnización para cada uno de los padres de 89.529,27 euros y para la Junta de Andalucía por los gastos del rescate del pequeño de 663.982,45 euros.

El magistrado ha acordado la suspensión de la pena de prisión por "no considerarlo peligroso", pero con los requisitos de no cometer delitos en dos años, la obligación de que si cambia de domicilio lo comunique al juzgado y que cada tres meses comunique al juzgado si su situación económica ha mejorado.

Este acuerdo se ha producido después de que David Serrano haya ido a buscar a los padres de Julen, José Roselló y Victoria García, para pedirles perdón por lo sucedido y expresar su arrepentimiento por todo lo acaecido.

David Serrano consignó este lunes 25.000 euros como compromiso de pago de la indemnización civil a los padres, dinero que le ha prestado otro cliente y amigo del bufete que representa al dueño de la finca. El resto de la indemnización la abonará el acusado a 50 euros al mes hasta que mejore su situación económica.

Sobre el pago a la Junta de Andalucía, el abogado de David Serrano ha dicho que "es demasiado dinero y ni en varias vidas podría pagarlo" por lo espera que cuando vean que no pueden cobrarlo "lo dejen de lado, no tiene sentido invertir recursos sobre algo que no van a conseguir".

Único conocedor

El letrado ha destacado que los padres de Julen "nunca han exigido dinero, pero nosotros hemos querido cumplir con los márgenes de la ley y las acusaciones han estado de acuerdo porque David Serrano está mal y se siente culpable del trágico accidente".

El 13 de enero del 2018 el acusado acudió en compañía de su pareja y su hija menor así como los padres de Julen y su pequeño a la parcela con la intención de hacer un arroz y pasar el día en el campo. Julen se bajó de la silla donde estaba sentado, se metió en una zanja de poca profundidad y echó a correr y, aunque su padre salió tras él para evitar que se hiciera daño, el pequeño se coló por la boca del pozo.

El fiscal y la acusación particular siempre han mantenido que el acusado era el único conocedor de la presencia de la prospección y que los padres de Julen y la pareja del acusado desconocían que estaban preparando la comida a diecisiete metros de distancia de un pozo sin tapar.

El pequeño fue rescatado sin vida el 26 de enero a las 3:29 horas de la madrugada y la causa de su muerte fue por la caída al pozo en la que sufrió traumatismo craneoencefálico y raquimedular.

Tras finalizar el juicio, el dueño de la finca ha asegurado que la condena será "de por vida", no solo el año que le ha impuesto el juez, por lo que intentará "afrontar la vida lo mejor que pueda", al tiempo que ha insistido en que "fue un accidente, yo jamás he querido que al niño le pasara nada".

Por su parte, el padre de Julen, a preguntas de los periodistas sobre si está satisfecho con la condena, ha dicho que "nunca nos podremos sentir satisfechos" y ha dado las gracias a los medios de comunicación por el apoyo y respeto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook