14 de octubre de 2020
14.10.2020
La Opinión de A Coruña
Crimen de Patraix

Las 7 claves para entender el caso Maje, la viuda negra de Novelda

Del perfil manipulador de la viuda negra de Patraix al carácter enamoradizo y celoso de su amante Salva

14.10.2020 | 17:22
María Jesús M. C., conocida como 'Maje', y su amante Salvador R. L.

La Ciudad de la Justicia de València acoge desde hoy la vista oral por el crimen de Patraix en el que Maje, la viuda negra de Patraix, y Salva, popularmente conocido como el "pagafantas", declaran como acusados por el asesinato del ingeniero noveldense Antonio Navarro.

A continuación enumeramos 7 claves que ayudan a entender las circunstancias del suceso que ha dado pie a este caso judicial tan mediático.

1. El perfil frívolo, inmaduro y presumido de la acusada

Uno de los últimos amantes de Maje antes de casarse con Antonio relató a la policía tras producirse el crimen y ser detenida como presunta autora intelectual del mismo que ella le había confesado que "se había casado para probar qué era ser novia, cómo era ese día tan especial y que, en todo caso, se había casado obligada por las dos familias", la de ella y la de Antonio. Es más, declaró que la joven le aseguró que "no quería a Antonio y que mantenía relaciones sexuales con él por obligación".


2. Salva, el "pagafantas" que cayó en sus redes

Salva, casado y padre de una adolescente, fue seducido por una Maje que le hizo creer que estaba enamorada de él y que le manejaba a su antojo pese a que apenas llegó a mantener con él relaciones sexuales. Tanto se llegó a colar por ella que no dudó en asesinar presuntamente a su marido (confesó el crimen en un principio), al que ella le había pintado como un maltratador que le daba muy mala vida.


3. Celoso de cualquiera que le prestara atención a ella

Maje se aprovechaba de la devoción que Salva sentía por ella para que le hiciera recados y trámites administrativos. Él llegó a sentirse celoso de cualquiera que prestara atención a la que él creía su novia y, de hecho, llegó a amenazar a un auxiliar sanitario al que vio hablando con Maje en el hospital. "Ten cuidado", le espetó.

4. La actitud de Maje tras la muerte de su marido

Tan sólo 23 días después del asesinato de Antonio, la viuda negra de Patraix salió de fiesta con su mejor amiga, Rocío. En una discoteca de Alicante conoció a Sergio, un guardia urbano, le acompañó a su hotel y mantuvieron relaciones sexuales en varias ocasiones. No sólo eso, sino que el mismo día en el que Salva le relataba los detalles de asesinato de su marido ella proponía a otro amante suyo quedar para tener sexo.

5. La importancia del sexo

Los testimonios de testigos, conocidos y también unas conversaciones con su mejor amiga que se hicieron públicas tras el crimen, coinciden en destacar la importancia que Maje otorga al sexo, quizá como consecuencia de una represiva educación cristiana en el seno de su familia. No en vano, estar en prisión no le ha privado en absoluto del placer carnal, pues según se ha publicado ha tenido dos o tres "novios" desde su ingreso en Picassent varios presos afirman haber tenido sexo furtivo con ella tras citarles por carta. También se valió de sus dotes amatorias para tratar de persuadir a otros amantes de la conveniencia de la muerte de su marido.

6. El dinero, otro de sus intereses

Tras el crimen, Maje mostró en todo momento demasiado interés por la herencia (iba a recibir casi un tercio de los bienes de su difundo marido) y la gestión de su paga de viudedad. De hecho, la muerte no accidental del ingeniero iba a reportarle un sueldo de por vida de 1.600 euros al mes. La Seguridad Social le retiró de oficio esa pensión de viudedad.


7. Salva cambia su versión tras constatar que Maje pasaba de él

Tras pasar entre rejas su 48 cumpleaños, siendo conocedor de los escarceos de su amante con algún que otro preso, vista la falta de contacto hacia él y después de pasar el verano en un módulo penitenciario donde empezaron a mofarse de él tras reconocerlo en un programa de televisión, Salva llamó a la puerta del juez. Y anunció que quería cambiar su versión y contar, por primera vez, la verdad sobre la implicación real de Maje en el asesinato de su marido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook