La sección cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra ha condenado a 11 años y cuatro meses de cárcel a un hombre por violar y agredir a su compañera sentimental. El tribunal considera acreditado que en noviembre de 2018, tras discutir con su novio en el interior de un bar, la víctima salió y se introdujo en un vehículo. Minutos después, el acusado, según el relato de hechos probados, la agarró del pelo y la sacó fuera del coche para, una vez en el exterior, arañarle en la cara, donde le dejó marcas visibles. Ambos se trasladaron al domicilio que compartían y, una vez allí, volvieron a discutir. Entonces, el condenado la agredió y la violó.