El coche implicado en el siniestro mortal en el que han fallecido tres jóvenes en la noche de este miércoles en Caldas de Reis pertenecía al varón de 24 años de edad que viajaba en el asiento trasero, mientras que el chico al volante carecía de permiso de conducir.

Así lo han confirmado fuentes próximas a la investigación, a cargo del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Pontevedra, que han ratificado que el joven que conducía, de 19 años y vecino de Moraña, carece de "carné tipo B" para guiar vehículos a motor. El joven, de 19 años y vecino de Moraña, no figura en la base de datos de la Dirección General de Tráfico (DGT).

La Guardia Civil mantiene abierta una investigación para aclarar las circunstancias de este siniestro mortal, pero las fuentes consultadas han resaltado que la principal hipótesis apunta a que el turismo en el que viajaban los tres jóvenes "se saltó un stop".

Una vez que el atestado sobre este accidente de tráfico esté concluido será remitido al juzgado de Caldas, que determinará las actuaciones que estime oportunas.

Hechos

Este siniestro tuvo lugar sobre las 23,20 horas de este miércoles en el kilómetro 222 de la carretera N-640 a su paso por Caldas de Reis, según los datos facilitados por la Guardia Civil.

El accidente consistió en la colisión frontolateral de un camión frigorífico con un turismo en el que viajaban los tres jóvenes fallecidos, ha indicado la Benemérita.

Las víctimas son el conductor del turismo, un varón de 19 años vecino de Moraña; la copiloto, una chica de 18 años de Vilagarcía de Arousa; y otro varón de 24 años vecino de Caldas de Reis, que iba en la parte de atrás del vehículo y era el dueño del coche.

Por su parte, el conductor del camión resultó herido leve y su acompañante, una mujer que salió despedida del vehículo, ha sufrido heridas graves, han asegurado las mismas fuentes.

Al conductor del camión se le han practicado las pruebas de alcoholemia y drogas en las que ha arrojado resultado negativo, han confirmado las mismas fuentes.

Excarcelados

Además de la Guardia Civil de Tráfico, han sido movilizados los servicios sanitarios y los Bomberos de O Salnés, que excarcelaron a las tres víctimas del interior del vehículo; así como la Policía Local y Protección Civil.

Asimismo, también se pusieron los hechos en conocimiento del Grupo de Intervención Psicológica en Catástrofes y Emergencias (GIPCE) para prestar apoyo a los familiares de las víctimas en este accidente, ha concretado el 112 Galicia.