Rescatan a una niña tras quedar aislada sobre un acantilado de 10 metros de altura en Ribadeo

De nuevo años, se encontraba jugando en las rocas y había aprovechado un descuido de sus padres para comenzar a trepar por el acantilado en la playa de As Catedrais

R.V.

Susto de vértigo con una nenor de protagonista. Eectivos del Parque de Bomberos de Barreiros (Lugo) participaron este domingo en el rescate de una niña de nueve años que se había quedado aislada sobre una repisa de un acantilado situada a unos diez metros de altura en la playa de As Catedrais, en el término municipal de Ribadeo.

Una llamada al 112 alrededor de las 17,00 horas permitió movilizar a los servicios de emergencias. Cuatro efectivos del cuerpo de Bomberos así como agentes de la Policía Local de Ribadeo y de la Guardia Civil, se personaron en la conocida playa mariñana constatando que la niña se encontraba atrapada en una zona de difícil acceso.

La maniobra de rescate de la menor se produjo desde la parte superior del acantilado, una zona restringida al público desde hace años para evitar la erosión del sistema rocoso. Auxiliarla desde el arenal, han explicado a Europa Press desde el Consorcio de Bomberos, habría obligado a los servicios de emergencias a tener que escalar por la pared hasta acceder al lugar en el que se encontraba la niña, lo que habría incrementado los tiempos del rescate.

Expectación en el famoso arenal

Ayudándose de cuerdas para descender algunos metros desde la cornisa y evitar el riesgo real de caída, los bomberos procedieron a liberar a la menor por la parte alta del acantilado ante la mirada expectante de las decenas de visitantes que se congregaban esa hora en la playa aguardando la bajamar para poder recorrer el arenal.

La niña, que se encontraba jugando en las rocas, habría aprovechado un descuido de sus padres para comenzar a trepar por el acantilado hasta quedar bloqueada en una repisa a unos diez metros de altura, sin posibilidad de continuar ascendiendo ni tampoco de regresar a la arena.

La maniobra de rescate, "sencilla" en términos operativos según los efectivos del servicio de emergencias pero también delicada por el punto de la pared en que se hallaba la menor, se llevó a cabo sin mayores complicaciones y la niña, que "estaba un poco nerviosa", pudo regresar con sus padres "en buen estado de salud".

La playa de As Catedrais es desde hace años uno de los monumentos naturales más visitados de Galicia, con una media de afluencia en temporada alta --especialmente los fines de semana-- de unos 4.800 turistas al día.