13 de abril de 2019
13.04.2019
La Opinión de A Coruña

Principio del fin de 'Juego de Tronos'

Casi dos años llevan esperando los fans de la serie de HBO para ver la última temporada de la serie, que se estrenará en la madrugada del lunes

12.04.2019 | 22:07
Fotograma de la serie 'Juego de tronos'.

Casi dos años han esperado los fans de Jue go de Tronos para ver la última temporada de la serie de HBO, que comienza la madrugada de mañana al lunes y que tiene que responder, al menos, a dos preguntas: quién podrá frenar a los Caminantes Blancos y quién se sentará finalmente en el Trono de Hierro.

Todo lo que rodea a Juego de Tronos, la serie más ambiciosa de la historia de la televisión, se mide con magnitudes gigantescas y apunta a lo superlativo, ya sea la expectación mundial por cómo acabará, el secretismo con que se ha rodado, las cifras y presupuesto de su producción o los premios que ha ganado por el camino. Quizá por ello haya un cierto aire agridulce entre sus seguidores al saber que la octava temporada solo tendrá seis episodios.

Eso sí, estos capítulos presentarán duraciones por encima de lo habitual: el más corto será de 54 minutos y el más largo tendrá 82. Se conocen poquísimas cosas del final de Juego de Tronos, pero hay algo claro: el enfrentamiento entre el Rey de la Noche, al mando de su ejército de muertos, y la gran mayoría de ídolos de la serie en el otro bando está servido.

La revista Entertainment Weekly asistió al rodaje de esta descomunal batalla que aspira a ser uno de los momentos más espectaculares de la historia de la pequeña pantalla.

Se sabe que en esa lucha definitiva estarán favoritos del público como Jon Snow (Kit Harington), Daenerys Targaryen (Emilia Clarke), Tyrion Lannister (Peter Dinklage), Arya Stark (Maisie Williams) o Sansa Stark (Sophie Turner).

Miguel Sapochnik, el realizador del excelente episodio La Batalla de los Bastardos de la sexta temporada, se puso al frente del capítulo de esta batalla que se rodó durante once semanas en Irlanda del Norte, con 750 personas a pie de cañón, gran parte de los personajes principales involucrados, y con temperaturas nocturnas bordeando los valores negativos.

"El trabajo duro vale la pena en esta serie. Después de uno de esos días realmente complicados, sabes que va a ser parte de algo muy icónico y que se verá increíble", comentó Maisie Williams.

Uno de los retos fundamentales de esta última temporada será entrelazar con sentido las múltiples tramas paralelas que la serie ha manejado a lo largo de sus siete temporadas.

Lo último que los fans vieron fue la caída del emblemático Muro y la llegada del Rey de la Noche y sus tropas, un momento que sirvió, además, para descubrir que lo único más aterrador que un dragón de Daenerys es otra de esas criaturas convertida en zombi, que escupe fuego azul y que está al servicio de un ejército de muertos.

Daenerys y Jon, por su parte, acabaron en la cama tras varios episodios jugando entre la alianza formal y el coqueteo descarado. Pero para su desgracia, y sonrisa irónica de los espectadores de la serie, todavía no saben que son tía y sobrino, respectivamente.

Cersei (Lena Headey) siguió trasteando con su especialidad de la casa, la traición, algo que llevó a un hastiado y frustrado Jaime (Nikolaj Coster-Waldau) a abandonarla para marcharse al norte.

Los Lannister también viven asuntos familiares de lo más truculento: Jaime, hermano y amante de Cersei, la deja atrás estando ella embarazada. Y mucho más al norte, los malabares de lealtades y engaños de Lord Baelish (Aidan Gillen) le acabaron costando la vida a manos de Sansa y Arya, las dos mujeres al frente de la casa Stark.

Al margen de cómo sea el desenlace, la fantasía épica de J uego de Tronos ha marcado época desde su estreno en 2011 y es, con 47 galardones, la serie más premiada de la andadura de los Emmy.

Se adelantó a las novelas de George R.R. Martin en las que se inspira, para desesperación de algunos lectores, y recuperó algo que poco a poco se ha ido perdiendo en la era de la plataforma Netflix y del streaming: que medio mundo se junte a la misma hora ante el televisor para ver una serie y que al día siguiente no se hable de otra cosa en la oficina (o en Twitter).

A la espera de las secuelas ya en marcha, el capítulo final de Juego de Tronos se emitirá el 19 de mayo, un día inolvidable para muchos y una jornada para la que David Benioff, co-creador de la serie junto a D.B. Weiss, ya tiene agenda cerrada: "Planeo estar muy borracho y muy lejos de internet".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook