Ya sea en el sueño del baño, de la cocina o de la sala de estar, las juntas de las baldosas acumulan suciedad con el paso del tiempo. Es algo inevitable, pero sí reversible si sabes cómo limpiarlas de forma correcta. Si estás buscando formas de eliminar ese color amarillento o grisáceo de las juntas del suelo, has llegado al sitio indicado.

Mejores formas de limpiar las juntas del suelo

Existen diferentes formas de limpiar las juntas y dejarlas en perfecto estado. Las más interesantes son las siguientes:

Con cepillo de dientes

Un truco habitual para limpiar las juntas de las baldosas es utilizar un cepillo de dientes para frotar sobre ellas y hacer desaparecer la suciedad. Para ello se recomienda elaborar una mezcla que tenga la misma proporción de jabón lavaplatos, bicarbonato de sodio y agua. Solo tienes que ir mojando el cepillo de dientes en la mezcla y frotar las juntas. Para aclarar, utilizar un paño de microfibra. ¡Los resultados te van a sorprender!

Con vinagre blanco

Uno de los productos casero de limpieza más conocidos y utilizados es el vinagre. Y sí, también sirve para limpiar las juntas de las baldosas. El truco consiste en verter vinagre por las juntas del suelo y reforzar el efecto añadiendo un poco de detergente en polvo encima. Se deja actuar esta mezcla durante unos minutos y después frotas con un cepillo. A continuación, aclaras la superficie y la limpias con tu limpiasuelos habitual.

Con agua oxigenada

Otra solución o remedio casero eficaz para limpiar las juntas es espolvorear bicarbonato sobre las juntas y añadir encima un chorro de agua oxigenada. Esta mezcla debe reposar en torno a 10 minutos para que surta efecto y, a continuación, frotar con un cepillo de dientes que previamente has debido mojar y untar de jabón lavaplatos. Para finalizar, aclarar el suelo y fregarlo como lo haces de forma habitual.

Ahora que ya sabes cómo limpiar las juntas de las baldosas, solo te queda elegir tu solución favorita y ponerte manos a la obra para mejorar el aspecto de los suelos de tu hogar.