La inflación está alcanzando máximos históricos. En el último mes los precios de los productos y servicios de primera necesidad se han disparado y nada apunta a una bajada próxima. Ir al supermercado se ha convertido en una tarea prácticamente de lujo y llenar el carro de la compra se está haciendo cada vez más difícil.

Los precios están cada vez más altos y conseguir ahorrar unos cuantos euros se ha convertido en toda una odisea. Evitar gastar menos dinero en la compra es una tarea complicada pero si sigues estos cinco consejos podrás reducir un poco tu factura en el supermercado.

Consejos para ahorrar en la lista de la compra

  1. Haz la compra a diario: Si tienes tiempo, puedes intentar hacer la compra a diario. Así solo comprarás lo que vayas a consumir ese día evitando comprar de más. De esta forma evitarás comprar alimentos que pueden perecer pronto si no los consumes y también evitar comprar productos que al final no vas a consumir.
  2. Elaborar una lista previa: Este es uno de los consejos más básicos si no quieres derrochar. Compra sólo lo que necesites y que tengas apuntado, así evitarás comprar posibles caprichos o comida que en realidad no necesitas.
  3. Ve a comprar después de haber comido: Comprar con el estómago vació nos lleva a comprar comida de forma más impulsiva, por lo que es recomendable acudir a los supermercados después de comer para evitar este tipo de tentaciones innecesarias.
  4. Comprueba los precios de los diferentes supermercados: aunque es una tarea un tanto engorrosa, es interesante comprobar los precios de los productos e ir seleccionando el supermercado en función de lo que tengamos que comprar en función de los precios.
  5. Compra productos frescos: En la medida de lo posible habría que evitar comprar productos precocinados ya que estos suelen ser más caros. Siempre sale mucho más barato comprar por separado los productos por separado que el plato ya listo.