Hace ya años que el dinero en efectivo está en regresión a la hora de realizar pagos, una evolución que sufrió un espaldarazo durante la pandemia, cuando se pedía a los clientes que pagasen con tarjeta con el fin de evitar el contacto físico.

Gracias a las tarjetas contactless es muy cómodo hacer los pagos, pero en muchos casos incurrimos en un fallo del que nos alerta el Banco de España.

Siempre hay que pedir una copia del pago

En especial en los comercios pequeños, nos suelen preguntar si queremos una copia del gasto que acabamos de aprobar, contestando en la mayoría de las ocasiones que no por comodidad y también por el medioambiente.

Sin embargo, nos advierten de que esto es un error, pues es en esa copia en donde vamos a poder ver si nos han cobrado de forma correcta, debido a que en las tiendas pequeñas ponen “a mano” el importe en el datáfono.

Así, nos advierten de que siempre es mejor pedirlo, puesto que además nos servirá a modo de resguardo si unos días después nos damos cuenta de que nos han cobrado de más.

De todas maneras, si no queremos solicitarlo, sí que nos piden que al menos nos cercioremos en la pantalla del datáfono que la cantidad que nos cobran es la correcta.

El pago con móvil es muy seguro

También nos habla el Banco de España sobre los pagos móviles, los cuales son preferibles a los que se hacen con tarjeta, puesto que al abonar la compra con el móvil hay que desbloquear la app con la huella dactilar o nuestra cara, lo que es más seguro que el pin.

Recomiendan llevar un control de los gastos a través de la app del banco, así como pedir que nos envíen una notificación cada vez que usamos la tarjeta.

Los pagos con tarjeta sin contacto son muy seguros, pero siempre conviene pedir una copia del ticket, en donde vamos a ver con toda claridad qué es lo que nos han cobrado y si es lo que nos han dicho que debíamos pagar.