01 de febrero de 2019
01.02.2019

Tres trucos para cambiar la funda del edredón nórdico rápidamente y sin esfuerzo

Mudar esta parte de la cama puede convertirse en una tarea imposible si no sabes cómo hacerlo bien

01.02.2019 | 09:54
Cómo cambiar la funda del nórdico rápidamente.

Cambiar las sábanas de la cama puede ser algo tedioso, especialmente los días en los que las prisas no nos dejan demasiado tiempo para hacerlo. Sin embargo, es recomendable que el tiempo máximo entre lavado y lavado de estos tejidos sea de una semana para librarte por completo de los ácaros y del resto de bacterias.

La diferencia entre el nórdico y el edredón tradicional está en que la funda del primero debe separarse del resto para poder lavarse, dado que es la parte que contacta directamente con el cuerpo.

Pero aquí es precisamente donde radica la gran dificultad e incomodidad de los edredones nórdicos. Porque aunque extraer el relleno pueda resultar sencillo, volver a introducirlo en la funda puede ser algo desesperante.

Para que mudar la cama no se convierta en un problema, aquí te traemos tres trucos que te ayudarán a cambiar la funda del nórdico rápidamente y sin esfuerzo.

Trucos para cambiar la funda del nórdico: enróllalo


Comienza extendiendo la funda del nórdico sobre la cama del revés, es decir, la parte que está en contacto con el cuerpo hacia arriba. Extiende el relleno del nórdico sobre la funda y comienza a enrollar ambos por el extremo de la funda que está cerrado.

Cuando llegues al final, dobla la esquina hacia el centro y empieza a cerrar los botones o la cremallera de la funda del nórdico. Después dobla la otra esquina, termina de cerrarlo y desenróllalo. El edredón y la funda estarán listos para cubrir la cama de nuevo.


Trucos para cambiar la funda del nórdico: con la ayuda de pinzas


Este truco para cambiar la funda del nórdico sin esfuerzo es uno de los más utilizados. Estira la funda y comienza a introducir el edredón hasta llegar a las esquinas superiores. Ahora sujeta la funda y el nórdico con unas pinzas (o en su defecto imperdibles) en los bordes para fijarlo y que se quede bien estirado.

Después sólo tendrás que estirarlo y colocar bien el edredón en las esquinar inferiores antes de cerrarlo.


Trucos para cambiar la funda del nórdico: con la pared

Esta técnica para cambiar la funda del edredón es muy similar a la de las pinzas, salvo porque para llevarla a cabo sólo necesitarás la cama y una pared. Comienza colocando correctamente las esquinas superiores del edredón dentro de la funda y, del mismo modo que antes, sujeta ambos atrapándolos entre la cama y la pared (o con el cabecero de la cama). Para terminar sólo tendrás que estirar bien el edredón y colocar correctamente la parte inferior.


Las mejores mantas eléctricas para cama

En invierno ponemos en funcionamiento la calefacción para estar lo más confortables posible dentro de nuestras casas. En el momento del baño, abrimos el grifo unos minutos antes para que el agua esté a nuestro gusto. Incluso, más de una vez hemos sentido el placer de colocarnos una prenda recién planchada y que el calor nos recorra el cuerpo.

 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook