08 de febrero de 2019
08.02.2019

Cinco cosas que debes limpiar a menudo en tu casa y otras cinco que limpias en exceso

Existen objetos y rincones que solemos pasar por alto pero que acumulan mucha suciedad

08.02.2019 | 11:18

No por quitar la suciedad más a menudo se es más limpio. Lo importante es que la limpieza se haga completa y teniendo en cuenta todos los objetos de nuestra casa, ya que existen muchos objetos y rincones donde no solemos pasar el trapo o la bayeta por mucha insistencia que pongamos.

SHUTTERSTOCK

Los suelos, las baldas, las mesillas, el baño, la encimera...y los grandes aparatos eléctricos son cosas que saltan a la vista y siempre repasamos. Sin embargo, otras cosas más escondidas o pequeñas suelen pasar más desapercibidas. Sin embargo, teniendo en cuenta el contacto con ellas o la acumulación de suciedad y bacterias que generan, resultan tanto o más importante de limpiar que las obvias.

Por ello, repasamos aspectos a tener en cuenta a la hora de quitar toda la suciedad de nuestro hogar:

Ratón y mando a distancia

Debido al constante contacto con las manos, resulta muy importante que objetos como el teclado y el ratón del ordenador, así como el mando a distancia de la televisión, sean limpiados con un trapo un poco húmedo o, incluso, con algún desinfectante. Estos pequeños objetos muchas veces se nos pasan de largo.

Pomos de las puertas

En consonancia con el apartado anterior, los pomos de las puertas son otras de las partes de las casas a los que no prestamos excesiva atención. Sin embargo, debemos ser cuidados también, ya que continuamente ponemos las manos sobre ellos. En ese sentido, los interruptores también suelen quedar en el olvido, cuando deberíamos pasarles el trapo.

Cubo de la basura

SHUTTERSTOCK

Resulta obvio, pero la pereza por su mal olor o el hecho de que esté en ocasiones dentro del armario del fregadero, hace que el cubo de la basura no lo limpiemos con la frecuencia que requiere. Debido a la cantidad de deshechos que rozan con él, tendríamos que darle 'un repaso' al menos una vez por semana. Y si es añadiéndole lejía, mejor todavía.

Objetos del baño

Todos tendemos a limpiar el lavabo, el inodoro, la ducha y el bidé -si lo hay- en el servicio. Sin embargo, deberíamos lavar la alfombrilla más a menudo de lo que se hace. Dado su continuo contacto con el agua, es posible la aparición de hongos. Igualmente pasa con la cortina de la ducha si la tienes. Además, aunque resulte desagradable, la escobilla del WC debería lavarse a menudo, ya que está en continuo contacto con bacterias.

Electrodomésticos

Solemos dejarlo para limpiezas más profundas, pero la nevera, en especial el cajón de la fruta y la verdura, debería ser limpiado una vez por semana. De la misma manera, el microondas, que usamos casi a diario, también se merece nuestra atención semanal. Y no de forma tan frecuente, pero prestemos cuidado también a la lavadora, en especial a la goma, pues suele acumularse suciedad que puede acabar machando la ropa.

De la misma manera que nos quedamos cortos, también hay lugares y objetos de la casa que limpiemos en exceso, bien porque por sus características no sea necesario que se repase a menudo o bien porque los productos puedan dañarlo. Esto ocurre con objetos como los siguientes:

Las cortinas y alfombras

El polvo que acumulan las cortinas es escaso y con pasarles la aspiradora o meterlas en la lavadora una vez al año es suficiente. Las alfombras sí acumulan más polvo, pero debemos tener en cuenta que un exceso de lavado acaba por estropear el tejido. Pasar la aspiradora deber ser suficiente.

Muebles tapizados

SHUTTERSTOCK

No es fácil cuidar un sofá de manera correcta. No se trata de limpiarlo a menudo y resulta más aconsejable que, cada ciertos meses, se recurra a un profesional de la limpieza que lo haga adecuadamente.

Sartenes

Pasarles el jabón o meter al lavavajillas las sartenes no es tan necesario como creemos. Evidentemente, debemos quitar los restos de las comidas, pero conviene hacerlo con trapo y agua, puesto que los productos de limpieza eliminan la pátina, que es lo que sirve para que los alimentos no se peguen.

Desagües

SHUTTERSTOCK

A no ser que se produzcan específicamente malos olores o atascos, los desagües no tienen qué limpiarse a menudo, ya que su función es precisamente que pase suciedad por ellos. De hecho, el uso excesivo de productos químicos podría producir atascos.

Muebles de madera

En los muebles de madera basta con pasar el polvo. No es recomendable que su limpieza se realice con productos de limpieza como sprays, ya que crea un efecto nocivo y no son necesarios para optimizar su conservación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído