13 de marzo de 2019
13.03.2019
  • Magazine Fashion&Arts

Tándem entre moda y arte siempre ha existido y existirá

Cada vez más firmas tienen a un artista conceptual en nómina. Y por algo será

13.03.2019 | 17:18
Alessandro Michele junto a Marco Bizarri, CEO de Gucci.

Cuando Francesco Vezzoli se hizo un Duchamp, es decir, ironizó con el discurso de los anuncios de perfume creando Greed, una fragancia ficticia (igual que el dadaísta hizo con su Eau de Voilette), Miuccia Prada se prestó voluntaria para diseñar el frasco. Era 2009, y la diseñadora milanesa ya era amiga de este artista experto en transgredir a golpe de cultura pop. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook