01 de marzo de 2012
01.03.2012

La luna de miel de Marta Ortega

Una revista del corazón publica las imágenes de la heredera del imperio Inditex y Sergio Álvarez en el verano australiano

01.03.2012 | 10:28
Marta Ortega y Sergio Álvarez, en su luna de miel. / ´LECTURAS´

La revista Lecturas lleva a su portada, en exclusiva, las primeras imágenes de Marta Ortega, la hija de Amancio Ortega y heredera del imperio Inditex, y su marido, Sergio Alvarez, disfrutando de su luna de miel en dos destinos de ensueño: Camboya y Sidney. Tal y como ha podido saber la revista, su primera parada fue en Camboya, en donde se alojaron en el exclusivo hotel Amansara, cuyo precio por noche ronda los 1.000 euros. El complejo está situado cerca del parque arqueológico de Angkor aunque según informa Lecturas, la pareja estuvo la mayor parte del tiempo dentro de su suite. Tras unos días en el país asiático, la siguiente parada en su ruta fue Australia, a donde se desplazaron en avión privado. Un cambio radical de contexto ya que pasaron de la tranquilidad camboyana al bullicio urbanita de la capital australiana.

Allí se hospedaron en el exclusivo hotel Four Seasons, en una fabulosa suite presidencial en la planta 34 con vistas a toda la ciudad. En esta parada sí que optaron por salir a hacer turismo por las calles australianas y disfrutar de las cálidas temperaturas imperantes en nuestras antípodas.

Como dos turistas más, Marta y Sergio estuvieron viendo la ciudad y aprovecharon para hacer paradas en algunos de los establecimientos más conocidos de Sidney. Muy cariñosos y compenetrados, está claro que estos dos jóvenes están empezando su vida de casados por todo lo alto.

Por su parte, la revista ¡Hola! lleva a su primera página a la infanta Cristina y asu marido Iñaki Urdangarín en su viaje relámpago a la isla balear. La pareja se alojó en la residencia de verano que la familia real tiene en Mallorca. La publicación también recoge en exclusiva la fugaz visita que los duques de Palma hicieron a Vitoria para visitar a la familia de Urdangarín, en especial para poder estar con el padre de este, cuyo estado de salud es delicado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook