05 de marzo de 2018
05.03.2018

Una lucha por los derechos civiles

05.03.2018 | 00:52
Fotograma de la película ´Pantera Negra´.

"Wakanda por siempre". Un grito de guerra, un credo interiorizado por todo un país que ha traspasado los límites de la ficción para convertirse en algo más grande que una mera frase de guión . Black Panther ( Pantera Negra, en español), el último éxito de la compañía Marvel basado en el superhéroe homónimo, ha superado todas las expectativas y se ha convertido en una de las grandes sorpresas del año y una inspiración para un amplio sector de la sociedad.

En este filme, el rey T'Challa (Chadwick Boseman) debe asumir su destino como monarca de Wakanda, una tierra ficticia situada en el corazón de África, tras el asesinato de su padre (un crimen que tuvo lugar en el filme Civil War). Sin embargo, su ascenso al trono se verá truncado por el guerrero exiliado Killmonger (Michael B. Jordan), que busca arrebatarle la corona con la ayuda de varias tribus contrarias al nuevo rey. T'Challa, quien controla el poder de Pantera Negra, deberá aliarse con el agente de la CIA Everett K. Ross y las guerreras Dora Milaje para frenar la amenaza que se cierne sobre su nación.

El director Ryan Coogle, quien alcanzó un notable reconocimiento por Creed (historia del universo del boxeador Rocky Balboa), presenta una película que busca alejarse de esa concepción del África exótico y pobre para presentar una nación autosuficiente convertida en una rica potencia cuya tecnología y estilo de vida superan con creces a cualquier país occidental. Una utopía escondida del resto del mundo que une el misticismo y la tradición del estilo de vida tribal africano con el triunfo de la era tecnológica y la digitalización del entorno. Black Panther no es una película al uso de Marvel. Sus momentos más trepidantes no residen en las coreografiadas peleas adornadas con unos complejos efectos especiales, sino en un guión que busca enviar un mensaje y no regalar mero entretenimiento de blockbuster.

Pantera Negra surgió por primera vez en 1966, concretamente en el número 52 del cómic Los Cuatro Fantásticos. Su aparición se produjo en pleno auge del movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos, dos años después de la aprobación de la ley de 1964, que ponía fin a la segregación racial y dos antes del asesinato de Martin Luther King. Este monarca enmascarado creado por Stan Lee y Jack Kirby, padres de Marvel, supuso la llegada del primer superhéroe afroamericano a un mundo de héroes blancos y masculinos. 52 años después, hace su aparición en un mercado (el cinematográfico) ocupado nuevamente por superhéroes de tez blanca como Superman, Iron Man o el Capitán América y con una sociedad sacudida por el racismo y la división interna a raíz de la era Trump. Ejemplo de ello es el discurso aperturista que pronuncia el rey T'Challa en la ONU y que esconde un mensaje directo para el actual presidente de EEUU: "No podemos seguir viviendo en las sombras observando lo que pasa" dice, "en tiempo de crisis, los sabios construyen puentes y los tontos levantan muros".

A la crítica política también se suma una clara defensa a favor de la diversidad en Hollywood. En esta cinta no hay una damisela en apuros que busca ser rescatada por el héroe, sino que la mujer tiene una presencia fundamental. Lupita Nyong'o y Danai Gurira encarnan a dos guerreras intrépidas que llevan, en gran medida, el peso de la película. Gurira forma parte de las Dora Milaje, la guardia de élite de Wakanda, compuesta únicamente por mujeres. Un grupo que se aleja de esa concepción de tribu de amazonas mitológicas como Wonder Woman para mostrar a un ejercito integrado, moderno y normalizado en su sociedad.

Black Panter da total protagonismo a dos minorías con escasa presencia en los blockbuster multimillonarios de Hollywood: los afroamericanos y las mujeres. Las cifras hablan por sí solas. Según ComsCore Movies (compañía de investigación de marketing en internet) la película ha recaudado en solo un mes 704 millones de dólares en todo el mundo, de los cuales, 411 han sido solo en EEUU donde lidera la taquilla. En España también se ha mantenido en el primer puesto desde su llegada hace dos semanas y ya acumula 4,5 millones de euros.

El rotundo éxito de este largometraje es la antesala perfecta de la esperada Vengadores: Infinity War, la titánica producción que llegará el próximo 27 de abril y que reunirá a todos los héroes de Marvel que han contado con película propia hasta el momento, incluido Pantera Negra. Un estreno que está camino de convertirse en un rotundo éxito de taquilla para la compañía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine