Pamela Anderson y el político ecologista francés Yannick Jadot se encerraron simbólicamente ayer en una jaula en París para denunciar el maltrato inflingido a los animales criados en granjas. "Vivo en Francia desde hace poco, pero la defensa de los animales me afecta ahí donde esté", aseguró la actriz estadounidense ante la prensa.