03 de marzo de 2019
03.03.2019
La Opinión de A Coruña

Milán, en blanco y negro

La pasarela italiana se rinde al dúo de colores más clásico de la moda, mezclándolo con tejidos acolchados y siluetas relajadas

03.03.2019 | 02:22

Si Federico Fellini levantara la cabeza y viera la última edición de la Milán Fashion Week, se sentiría como en casa. El director italiano de la inolvidable La dolce vita sacó el máximo rendimiento al blanco y negro, consiguiendo escenas exquisitas que han pasado a la historia. Y en ellas tiene mucho peso el sensual vestuario que luce su protagonista, Anita Ekberg, con estos dos colores básicos como aliados. Exactamente lo mismo que ha ocurrido en la Semana de la Moda italiana, en la que los diseñadores se han rendido al dúo más clásico de la moda. El blanco y el negro, juntos o en solitario, reinan en sus propuestas para el invierno 2019-2020. Incluso firmas fieles al multicolor como Gucci, Dolce & Gabbana o Prada han otorgado un papel protagonista a looks completos en negro, en total white, o con un mix de ambos. También los tejidos acolchados, el color beige, las siluetas relajadas y amplias, el estampado de leopardo, los cuadros, el rosa, el amarillo y el rojo, y las botas de alto XL son ases bajo la manga para el próximo invierno.

El look masculino sigue pisando fuerte, como se pudo ver en el desfile de Prada, con cortes de inspiración militar; en el de Max Mara, con los arenas y beiges como protagonistas; en el de Jil Sanders, con las siluetas amplias como base; en la última colección de Karl Lagerfeld para Fendi, con propuestas de lo más femeninas; en los volúmenes ovalados firmados por Sportmax; o en la impecable sastrería de Alessandro Michele para Gucci.

Milán ha dejado claro que los pantalones de la próxima temporada concentrarán el volumen en la cadera. Así lo han confirmado Giorgio Armani, haciendo una auténtica oda al terciopelo en su propuesta, y Alberta Ferretti, sacando el lado más elegante y cool a los looks en colores neutros. Pero también hay sitio para los pantalones más ajustados, los famosos leggings que tanto se verán este verano y que se quedarán también cuando vuelva el frío. Palabra de Elisabetta Franchi.

Los cuadros y el animal print, con el leopardo a la cabeza, rivalizan por llevarse el puesto de estampado rey del invierno 2019-2020. En el bando del primero, se sitúan firmas como Versace, Gucci y Marni. En los fieles al estampado animal destacan Tod's, Bottega Veneta y Blumarine. Los acolchados son el tejido perfecto para soportar las bajas temperaturas. En abrigos, chalecos y cazadoras, como las de Ujoh, y en piezas que juegan con la superposición de capas, como las de Fendi. El amarillo, el naranja, el rojo, el gris y el rosa acompañan al beige, blanco y negro en la paleta cromática que marcará la temporada. Y las asimetrías y la superposición seguirán siendo las tendencias más repetidas. Y el denim, que se mantiene con ese espíritu ochentero que llegó hace unos meses y, según Alberta Ferretti, es el más favorecedor.

En cuanto a los complementos, el oro se impone en la joyería, con piezas surrealistas como las de Gucci. Las riñoneras no pasan de moda, y siguen poniendo la nota trendy a looks más clásicos. Y si se prefiere un bolso tradicional, sí o sí hay que llevarlo en la mano. Sin importar el tamaño. El reinado de las botas cowboy durará otra temporada más, aunque las de alto XL y las de largo por encima del tobillo, de aire más deportivo o con tacones originales, se colarán entre las favoritas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook