30 de abril de 2019
30.04.2019
La Opinión de A Coruña

Letizia, con el chaleco de cooperante

La Reina visita en su primera jornada de viaje a Mozambique el centro de investigación de Manhiça, que investiga la lucha contra la malaria

29.04.2019 | 22:05
La Reina en su visita al centro de investigacion de Manhiça.

La reina Letizia, en su primera jornada del viaje a Mozambique en apoyo a los cooperantes españoles, conoció sobre el terreno la tarea que realizan e hizo un guiño a esa labor vistiendo un chaleco rojo de los que usan habitualmente. Una visita al centro de investigación de la localidad de Manhiça en el que se investiga sobre enfermedades transmisibles como la malaria, una reunión con el presidente del país, Filipe Nyusi, y un encuentro con representantes de los cooperantes españoles en Mozambique completaron la agenda. Es la primera que realiza a Mozambique una autoridad internacional tras los dos ciclones que ha sufrido este país en menos de mes y medio y que han dejado más de 600 muertos.

La primera parada fue el centro de investigación de Manhiça, distante unos 70 kilómetros de la capital, Maputo, donde se vistió el chaleco rojo de cooperante y, al igual que en el resto de la jornada, estuvo acompañada por la ministra de Salud mozambiqueña, Nazira Vali Abdula, y el secretario de Estado español de Cooperación Internacional, Juan Pablo de Laiglesia. Además de mantener una reunión con los responsables del centro y con cooperantes españoles que trabajan en el mismo, la Reina visitó instalaciones como el laboratorio de parasitología, donde vestida con una bata blanca observó al microscopio alguna de las tareas en curso. También conoció el insectario, en el que se estudia con mosquitos cómo hacer frente a la malaria.

El centro de investigación fue fundado en 1996 con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional, el Ministerio de Salud de Mozambique, la Fundación Clinic para la investigación biomédica y la facultad de medicina de la Universidad Eduardo Mondiane. En 2018 fue galardonado con el premio Príncipe de Asturias de Cooperación y se ha convertido en un centro de referencia internacional en la lucha contra enfermedades transmisibles en países de renta baja. Antes de ser director del programa mundial de la malaria de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el científico asturiano Pedro Alonso y su mujer, Clara Menéndez, lideraron un equipo de especialistas que llevó a cabo los ensayos clínicos previos en el Centro de Manhiça, con las primeras "pruebas de concepto" que demostraron la seguridad y eficacia parcial de la primera vacuna que un niño de Malawi recibió recientemente contra la malaria. El Estado mozambiqueño ha ido asumiendo su gestión y para ello creó la Fundación Manhiça como entidad de derecho privado con declaración de utilidad pública, pero el centro sigue contando con la ayuda de la cooperación española.

Junto a estas instalaciones se ubica un centro de salud en el que en el momento de la visita de la reina decenas de mozambiqueñas esperaban atención junto a sus hijos, muchos de ellos bebés. Doña Letizia conversó con varias madres que aguardaban turno para entrar en consulta, interesándose por su estado y con gestos de cariño hacia los pequeños.

La siguiente cita en su agenda fue un almuerzo de trabajo con el presidente del país y su esposa, Isaura Nyusi, así como con varios miembros del Gobierno mozambiqueño. La Reina mantuvo luego una reunión con representantes de los cooperantes españoles en Mozambique, quienes le explicaron detalles de la labor que realizan y las condiciones en las que lo hacen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído