Entre la comedia existencial y la gamberrada, Michel Houellebecq presentó en la sección oficial del Festival de San Sebastián Thalasso, una película en la que él y Gerard Depardieu se interpretan a sí mismos durante una fatigosa puesta a punto en un balneario en la costa francesa. Lo hizo, eso sí, a su manera. Aunque posó para los fotógrafos, no compareció ante los periodistas. Su productora explicó que hace ya un tiempo que el escritor francés decidió no dar ruedas de prensa.