02 de marzo de 2020
02.03.2020

La Iglesia también se tiñe de violeta

Concentraciones en Madrid, Barcelona o Sevilla reclaman que la mujer tenga "voz y voto" y pueda decir misa en un paso hacia la igualdad de las católicas

01.03.2020 | 23:18

Centenares de mujeres, religiosas, laicas o seglares, y de diversas edades, se concentraron ayer frente a la catedral de La Almudena de Madrid y ante la catedral de Barcelona, así como en Sevilla, para pedir "la igualdad efectiva" dentro de la Iglesia y que las mujeres sean escuchadas en la institución.

En Madrid, en un acto celebrado bajo el lema Revuelta de mujeres en la Iglesia: hasta que la igualdad se haga costumbre, y en el que no faltaron canciones y danzas, estas mujeres instaron a que ellas puedan tener "voz y voto" e incluso, por ejemplo, poder decir misa.

La portavoz de la plataforma que había convocado la protesta, Cristina Ruiz, señaló a Efe que, según la organización, cerca de mil mujeres acudieron a la concentración, todas ellas católicas y pertenecientes a congregaciones, comunidades religiosas, asociaciones y ONG. Leyeron un manifiesto en el que denunciaban "las múltiples formas de injusticia e invisibilización" que sufren en la Iglesia.

"Queremos hacer visible nuestro trabajo incansable y gratuito. Las mujeres somos mayoría aplastante en el voluntariado, en las celebraciones religiosas, en catequesis, en pastoral, en la acción social con las personas más empobrecidas, en los movimientos eclesiales, en la enseñanza, en la vida religiosa", recordaron. Por ello, criticaron "la cobardía para abordar cambios en la organización de la Iglesia, frente a los signos de los tiempos que claman por sí mismos, y la cerrazón ante la necesidad de un cambio imprescindible: el acceso al diaconado y al presbiterado femenino para atender a las comunidades cristianas". Demandan también un lenguaje inclusivo en los textos doctrinales. Además, se refirieron a la "dolorosa violencia ejercida sobre mujeres, religiosas y laicas, además de otras formas de violencia lamentables".

En Barcelona, varias docenas de mujeres participaron en la protesta impulsada por el colectivo de mujeres creyentes y feministas, que ha contado con la presencia de Stephanie Lorezo y Chantal Götz, directivas del movimiento internacional Voices of Faith. La teóloga, educadora social e integrante del movimiento Pepa Torres apuntó ayer que las movilizaciones de mujeres cristianas se han convocado en todo el mundo desde Voice of Faith durante este mes de marzo, en países como Irlanda, Reino Unido, Nigeria, India, Alemania o Suiza. "No se puede llegar a hacer una reforma de la Iglesia verdadera sin las mujeres en el mismo lugar que los varones", defendió María José Adana, activista por los derechos de las mujeres en la Iglesia y miembro también de Mujeres en la Iglesia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook