10 de abril de 2020
10.04.2020
La Opinión de A Coruña

Reencuentro y aniversario

Carlos y Camila celebran sus quince años de matrimonio con una foto en la que aparecen con sus perros, días después de que ella saliera del aislamiento

09.04.2020 | 21:50
Camila y Carlos, con sus perros, en Clarence House.

El príncipe Carlos y su esposa Camila, la duquesa de Cornualles, celebraron su decimoquinto aniversario de boda con la publicación de una fotografía en la que aparecen con sus dos perros en la residencia escocesa de Birkhall. En la instantánea, que fue tomada este miércoles y publicada ayer en el Twitter de su residencia oficial de Clarence House, ambos aparecen sonrientes y sentados en el porche de su casa de Birkhall, ubicada dentro de los terrenos del castillo de Balmoral.

La pareja sostiene en brazos a sus dos Jack Russell terriers, Bluebell y Beth, que fueron rescatados de la protectora londinense Battersea Dogs y Cats Home, de la que Camila es patrona.

La duquesa de Cornualles viste unos vaqueros azules, una camisa rosa de cuello abierto, un jersey azul pálido y unas botas de ante azul marino, mientras sostiene a Bluebell en su regazo, y el príncipe, ataviado con camisa azul, americana azul marino, pantalón verde oliva y mocasines de ante, sujeta a Beth.

La pareja se reencontró el pasado lunes, después de que Camila, de 72 años, saliera del aislamiento de 14 días al que se sometió después de que su marido diera positivo por coronavirus, enfermedad de la que ya está totalmente recuperado.

El heredero al trono británico, de 71 años, comunicó el pasado 25 de marzo que había contraído el virus, aunque solo padecía síntomas leves, y que se recluía en aislamiento durante siete días.

Conocidos como el duque y la duquesa de Rothesay en Escocia, Carlos y Camila se casaron en una ceremonia civil en el ayuntamiento de Windsor el 9 de abril de 2005, después de más de treinta años juntos. Tras la ceremonia, a la que siguió un acto religioso y una recepción de invitados en el castillo de Windsor, los recién casados eligieron de nuevo el complejo de Birkhall para pasar su luna de miel.

La reina Isabel II, de 93 años, se encuentra en el castillo de Windsor, a donde se ha mudado temporalmente para protegerse de la enfermedad y desde donde grabó un discurso a la nación que se emitió el pasado domingo y en el que animó a los ciudadanos británicos a luchar "unidos" contra la pandemia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook