08 de junio de 2020
08.06.2020
La Opinión de A Coruña
Investigación

La Fiscalía pide procesar al marido de Ana Rosa Quintana en el caso Villarejo

La investigación trata de dilucidar si el empresario Juan Muñoz contrató al expolicía para una extorsión

08.06.2020 | 14:37
El empresario Juan Muñoz, a la izquierda.

La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado procesar a 14 personas, entre ellos al excomisario José Villarejo, al marido de la presentadora Ana Rosa Quintana, Juan Muñoz, y al hermano de éste, en la pieza del caso Tándem llamada Pintor, en la que se investiga si contrataron al expolicía para cobrar una deuda.

Como han hecho ya con otras dos piezas del caso Villarejo (Iron y Land), los fiscales del caso han pedido al magistrado de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón que cierre esta pieza y procese a esos catorce investigados por los delitos de extorsión y descubrimiento y revelación de secretos, según informa la Fiscalía en un comunicado.

Además de a Villarejo, Juan Muñoz y su hermano Fernando, la Fiscalía también pide procesar a sus respectivos abogados, Ricardo Álvarez-Ossorio y José Luis García González, así como al hijo de Villarejo, a su socio, Rafael Redondo, y al excomisario Antonio Bonilla, imputados estos últimos en otras investigaciones en torno al excomisario y su empresa Cenyt.

También pretende formular acusación contra el subinspector de Policía Javier Fernández Pérez, el policía José Manuel González Escobar y la detective privada Elisa Gabán, entre otros.

En esta pieza se investiga si Muñoz y su hermano contrataron al excomisario para cobrar una deuda que les debía un cliente del exjuez Francisco Javier Urquía, que ejercía como abogado tras ser inhabilitado por prácticas corruptas.

El objetivo fue el de extorsionar, no al deudor, sino a su abogado, al que supuestamente amenazaron con difundir un vídeo comprometedor en el que presuntamente aparecía con dos prostitutas consumiendo cocaína.

Ante el juez García Castellón, Villarejo negó tanto haber realizado la grabación como haber extorsionado a Urquía y ha denunciado que las grabaciones en las que supuestamente visiona y comenta el vídeo de éste junto a Muñoz están manipuladas.

Urquía, que después de ser inhabilitado como juez por aceptar sobornos, ejerció como abogado en Marbella, tenía como cliente a un hombre apodado Pintor, que había sido asesor fiscal de los Muñoz, de ahí el nombre que ha recibido esta pieza del caso Tándem, la número 6.

El exjuez, que declaró como perjudicado en septiembre de 2018, manifestó no obstante que no se sintió extorsionado por los hermanos Muñoz y explicó que finalmente su cliente llegó a un acuerdo con ellos para pagar la deuda.

Paralelamente a esta petición respecto a Pintor, la Fiscalía ultima sus escritos de acusación contra los investigados en otras dos piezas del caso: Iron, sobre el presunto encargo de un despacho de abogados a Villarejo para investigar a un despacho rival; y Land, en relación a la contratación del excomisario en el marco de la disputa por la herencia del promotor de la urbanización de lujo La Finca (Pozuelo de Alarcón, Madrid).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook