12 de junio de 2020
12.06.2020
La Opinión de A Coruña

Un centenar de películas, mucho teatro y la mejor presentadora de los Goya

12.06.2020 | 00:44
Un centenar de películas, mucho teatro y la mejor presentadora de los Goya

Rosa María Sardá encarnó a muchas madres fuera de lo convencional, la mayoría de las veces eran un poquito terribles. Ahí está la Madre Coraje de Brecht, Bernarda Alba o las de Airbag y Ocho apellidos catalanes'.

En la vida real fue madre del actor y director Pol Mainat, fruto de su relación con Josep María Mainat, de la Trinca. Pero mucho antes le tocó ser la madre de sus cuatro hermanos -entre ellos el periodista Javier Sardá- bastante más jóvenes que ella, cuando a los veintipocos años se quedó huérfana de madre.

Joan, el más pequeño, murió de sida y en una reciente entrevista que le hizo Jordi Évole en abril vía telemática, en la que ya era apreciable el avance de la enfermedad, estableció una comparación entre el coronavirus y el VIH en su vertiente social: "El coronavirus puede pillarlo hasta un creyente, una persona decente, pero el sida era de gente marginal y degenerada. La gente rehuía a los enfermos. Fue horroroso lo que se hizo con ellos, fue vergonzoso".

No fue a la universidad, tampoco le hizo falta, porque su curiosidad la impulsaba como omnívora lectora y su formación como actriz también se desarrolló como autodidacta. Sumó casi cien películas.

El mundo de la cultura lloró su muerte: Antonio Banderas, Andreu Buenafuente, Jordi Évole y Maruja Torres evocaron a la mejor presentadora de la gala de los Goya en tres ediciones (1994, 1999 y 2002) que mostraron su energía, talento y dominio del escenario. La audiencia lo premió. Y la añoró después.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook