| La reina Sofía celebra hoy su 82 cumpleaños marcado por la marcha al extranjero del rey Juan Carlos hace tres meses y por el impacto de la crisis sanitaria, que, aunque ha paralizado su actividad oficial, no le ha impedido volcarse en apoyar a entidades benéficas, causas sociales y eventos culturales. Doña Sofía goza de buena salud y la segunda ola de la pandemia, lejos de retraerla, la ha llevado a salir del Palacio de la Zarzuela para mantenerse activa y en contacto con la ciudadanía. En las últimas semanas, de la mano de la Fundación Reina Sofía, ha emprendido una gira por los bancos de alimentos de diversas comunidades autónomas para mostrar su compromiso con los más necesitados ante la profunda crisis en la que está sumido el país. Ya ha visitado los almacenes de Albacete, Ciudad Real, Toledo, Murcia, Las Palmas y Lanzarote y planea ir en noviembre a los de Valencia y Sevilla si las condiciones sanitarias lo permiten. Con la sonrisa por delante, aunque oculta tras la mascarilla, a la madre de Felipe VI se la ha visto charlar con los responsables de los bancos de alimentos y sus voluntarios para conocer de primera mano la labor solidaria de los que ella ha definido como "héroes". Quienes coinciden con ella, destacan su cercanía.