Tamara Falcó ha vuelto a enamorarse. Según adelantó la revista Hola y Vanitatis, la hija de Isabel Preysler, de 39 años y con el título recién estrenado de sexta marquesa de Griñón está saliendo con Íñigo Onieva, un ingeniero madrileño de 31 años que comparte con Tamara su círculo de amigos, por lo que se conocen desde hace un tiempo.

El joven es el hermano de la actriz Alejandra Onieva, conocida por sus papeles en series como Alta mar, Presunto culpable y El secreto de Puente Viejo. La pareja, como decimos, compartiría amigos en común y ya habrían hecho alguna escapada juntos. Las publicaciones apuntan que Isabel Preysler incluso ya habría conocido al hombre que ha conquistado a su hija mediana.

Perteneciente a una conocida familia de la capital, Onieva estudió Ingeniería Industrial en la Universidad Antonio de Nebrija y, posteriormente, hizo sendos másteres de diseño de automóvil en Turín y en Londres, para regresar a Madrid hace unos años, mientras trabaja como diseñador freelance de coches. El joven ha trabajado para Seat y la italiana Zagato. Alto, moreno y con ojos color miel, Íñigo pertenece al grupo de amigos de Álvaro Falcó, primo de Tamara (y próximo Marqués de Cubas), que podría haberlos presentado. Antes de la pandemia, Íñigo viajaba con bastante asiduidad a México para visitar a su padre, Íñigo Onieva, director global de e-commerce del Grupo Barceló, que está casado en segundas nupcias.

Actualmente Íñigo se ha instalado en España en un chalé de la Moraleja, en casa de su madre, Carolina, que se casó hace tres años con su actual marido.

Ocho años más joven que Tamara, Íñigo es un apasionado de los viajes, deportes como el esquí y el kitesurf, la comida, los animales y el campo, según desvelan sus redes sociales. Unas aficiones que comparte con la hija de Isabel Preysler que, pese al varapalo que supuso la muerte de su padre, Carlos Falcó, el pasado mes de marzo a consecuencia del coronavirus, se encuentra no solo en un excelente momento personal sino también profesional.

Tras su exitoso paso por Masterchef celebrity, compagina su colaboración en El hormiguero con las grabaciones del nuevo programa de Antena 3 El desafío, además de atender a numerosos compromisos publicitarios como la influencer en la que se ha convertido.

El primer novio formal de Tamara fue Alberto Comenge Barreiros, un joven madrileño de 27 años al que conoció en 2001. En el verano del 2005 se le vio en Baleares con Bartolomé Fierro March, de la saga de banqueros, en lo que sería un amor de verano. Luego vendría la prolongada relación con el financiero francoargentino Marco Noyer, con quien estuvo saliendo entre 2006 y 2009, con rumores de boda incluidos.

Tras Marco, Tamara inició una relación con el apuesto empresario italiano Tomasso Musini, con quien rompió en 2011. En mayo ponía fin a la efímera relación de tres meses con el biólogo Iván Miranda Álvarez-Pickman.