La Fiscalía de Madrid ha recurrido la puesta en libertad del bailarín Rafael Amargo al sostener que hay “bastantes” indicios de que se dedicaba de manera “permanente” a la distribución de sustancias estupefacientes y ha pedido a la Audiencia Provincial que le envíe a prisión sin fianza. El Ministerio Público sigue así el mismo criterio que defendió cuando el bailarín y coreógrafo declaró ante el juez tras ser detenido en Madrid el pasado 1 de diciembre por supuestos delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal.

El magistrado decidió entonces dejarlo en libertad, al igual que a su mujer y a los otros dos arrestados en la operación policial, con la prohibición de salir de España y de acudir al juzgado dos veces al mes. Descontenta con esta decisión, ahora la Fiscalía recurre el auto ante la Audiencia de Madrid respecto a Amargo.