El popular presentador de televisión estadounidense Larry King ha sido ingresado en un hospital de Los Ángeles afectado por el COVID-19 y permanece aislado. La figura televisiva, de 87 años, cayó enfermo hace unos diez días, según apunta la página web de entretenimiento Showiz411, además de señalar que King no está pudiendo recibir visitas de su exmujer, Shawn King, de la que se divorció en el 2019, ni de sus hijos Cannon y Chance King.

“Larry ha luchado contra muchos problemas de salud en los últimos años, y ahora también está luchando con fuerza, es un campeón”, dijo una fuente cercana a la celebridad al canal de televisión ABC News. En mayo del 2019, King sufrió una importante apoplejía pocas semanas después de someterse a una operación. También superó un ataque al corazón en 1987, así como un cáncer de pulmón y otro de próstata.