Un centenar de estrellas de la música británica están el pie de guerra y acusan al Gobierno patrio de haber “fallado vergonzosamente” a los “músicos, bailarines, actores y miembros de sus equipos” en la consumación del acuerdo del Brexit en el arranque del año. En una carta publicada por el periódico The Times, figuras del pop de la talla de Ed Sheeran, Elton John, Sting o el exmiembro de Oasis Liam Gallagher, junto a otros virtuosos de la música clásica como la compositora Judith Weir o el director de orquesta Simon Rattle, denuncian de forma razonada que “cada músico en una gira europea necesita ahora un costoso permiso y una montaña de papeles para su equipo”, circunstancias estas “que hacen muchas giras inviables”, en lo que consideran un claro “fracaso en la negociación”. Entre los firmantes figura Roger Daltrey, el cantante de los Who, que no hace tanto fue un destacado defensor del Brexit y que ahora, sin embargo, percibe las “desastrosas consecuencias” que este tiene para el sector. Al respecto, la secretaria de Estado de Cultura británica, Caroline Dinenage, afirmó el martes pasado en el Parlamento que “la puerta está abierta” a futuras negociaciones, pero que la posible solución “no será renunciar, sino facilitar” los trámites. Una petición para eliminar los visados a los músicos que ha obtenido ya más de 260.000 firmas de apoyo de sector y amantes del arte. El Reino Unido ha sido tradicionalmente un líder mundial destacado en el sector de giras artísticas y musicales, una situación ahora en serio peligro desde la salida de la Unión Europea. Caroline Dinenage ha prometido asimismo “clarificar” los trámites para futuras giras artísticas por tierras del Viejo Continente que acaban de abandonar.