La actriz Angelina Jolie vendió el pasado lunes por 9,58 millones de euros un cuadro que el exprimer ministro británico Winston Churchill pintó en el año 1943 como regalo para el que fuera presidente de Estados Unidos Franklin D. Roosevelt.

La obra paisajística, que salió a subasta en la sede de Christie’s en la ciudad de Londres con un precio inicial de un millón de libras, está considerada como una de las pinturas más importantes realizadas por el premier y la única que completó durante la Segunda Guerra Mundial, una singularidad que llevó al cuadro en cuesión a alcanzar el precio más alto para una obra de Churchill en una subasta.

La pintura es óleo sobre lienzo y tiene 45,7 centímetros de alto por 61 de ancho. Retrata la mezquita marrakechí de Kutubía, construida en el siglo XII, bajo una dorada puesta de sol recortada por la sinuosa silueta de la cordillera del Atlas nevada.

Firmada con las iniciales W.S.C., la obra fue un regalo de Churchill a Franklin D. Roosevelt después de la celebración de la Conferencia de Casablanca de el año 1943, donde pactaron la estrategia para doblegar a la Alemania nazi.

Después de la muerte del presidente norteamericano, la pintura pasó durante décadas por diferentes propietarios hasta caer en manos de la pareja que antes formaban los actores Angelina Jolie y Brad Pitt.