Año y medio después de interponer la demanda de separación, Adele Laurie Blue Adkins, artísticamente conocida como Adele, ha llegado finalmente a un acuerdo de divorcio con Simon Konecki. Según el portal TMZ, entre los acuerdos firmados por la expareja, la cantante británica de 32 años no tendrá que pagar ningún gasto en concepto de pensión a su exmarido. Adele y Simon también han acordado compartir la custodia de su hijo Angelo de 8 años, por lo que tampoco se ha establecido ningún pago por la manutención del niño. “Están comprometidos a criar juntos a su hijo con amor”, declaraba un representante de la cantante.

Aunque la mayor parte del acuerdo de divorcio se ha mantenido en secreto, algunas fuentes apuntan que Adele, segunda artista mejor pagada de Reino Unido, habría tenido que repartir al 50% su patrimonio, estimado en 171 millones de euros, con su exmarido.