La cinta The Trial of the Chicago 7 (El juicio de los 7 de Chicago, en España) fue la gran triunfadora en los premios del Sindicato de Actores de Hollywood (SAG Awards) al llevarse el galardón más importante, el de mejor reparto o elenco de una película, frente a otras candidatas como Minari y Da 5 Bloods (5 sangres).

Por su parte, Viola Davis y Chadwick Boseman (este último con una victoria póstuma), se llevaron el reconocimiento al mejor actor y actriz protagonista por la casi teatral Ma Rainey’s Black Bottom en una gala que suele anticipar los triunfadores de los Óscar.

Después de años de campaña para que Hollywood incremente la diversidad en las pantallas, los más de 100.000 de miembros que componen el sindicato más importante de la industria audiovisual han aplaudido los trabajos representados por minorías raciales.

En las categorías secundarias, Daniel Kaluuya repitió el triunfo de los Globos de Oro por Judas and the Black Messiah (Judas y el Mesías negro), mientras que la coreana Yuh-Jung Youn venció en el apartado femenino con Minari. El año pasado los ganadores de esta ceremonia, Renee Zellweger, Brad Pitt, Joaquin Phoenix, Laura Dern y el equipo de Parasite, repitieron posteriormente triunfo en los Óscar.

Por primera vez en la historia de los premios del Sindicato de Actores de Hollywood, los cinco galardones más importantes recayeron en actores afroamericanos y asiáticos, incluido el de mejor elenco de un largometraje.