La investigación de la Xunta sobre la procedencia de bogavantes con huevas empleados en un programa de 'MasterChef' en A Coruña concluye que el marisco era "foráneo", no extraído en aguas de Galicia. Por lo tanto, no procede aplicar la normativa autonómica de productos pesqueros.

Según explican fuentes de la Consellería do Mar a Europa Press, se constata que no se produjo "ningún tipo de irregularidad" en el proceso de comercialización de estos ejemplares al no tratarse de producto local.

Con todo, la Xunta condena la "mala praxis" y lamenta que el programa televisivo "ficcionase la prueba en la que se emplearon los bogavantes dando a entender que eran gallegos cuando realmente no lo eran".

Igualmente, apela a la responsabilidad y rigurosidad de todos los agentes sociales, incluidos medios de comunicación, para velar por la calidad y máximas garantías de los productos del mar gallegos de cara a su "buena imagen nacional e internacional".

La pasada semana, el pescador y tuitero Rogelio Santos Queiruga (@QueirugaRogelio) alertó de que en el programa se habían cocinado "bogavantes con hueva", que "está prohibidísimo pescarlos". "No sé qué pinta eso en un programa que ven cientos de miles de personas. Con eso contribuyen a que la gente pase de todo", se quejaba a través de redes sociales.

Sobre esta cuestión, el Gobierno gallego inició una investigación sobre lo sucedido, puesto que la normativa autonómica que regula los tamaños mínimos de productos pesquero "establece la prohibición de retener a bordo, trasbordo, desembarco, transporte, almacenamiento, venta, exposición o comercialización de las hembras ovadas de los crustáceos independientemente de su tamaño". Sin embargo, ahora se concluye que no es de aplicación esta norma gallega por ser producto de fuera.

Programa con polémica

El programa de 'MasterChef' de A Coruña ya se había visto envuelto en polémica por una imitación del acento gallego que realizaron los presentadores durante la grabación. Usuarios de redes sociales, entre ellos representantes políticos como Ana Pontón (BNG), escritores y portavoces del movimiento asociativo criticaron lo sucedido.

De hecho, A Mesa pola Normalización Lingüística emplazó esta semana a un apagón de RTVE --salvo en el horario en lengua gallega-- como protesta por lo sucedido.