La llegada de la Navidad está suponiendo un torbellino de emociones para la actriz Ana Obregón. Después de un 2020 sumamente amargo por la muerte de su hijo Aless Lequio ha tenido que vivir un 2021 también lleno de perdidas. Hace unos semanas la presentadora y actriz volvía a sufrir un revés familiar. Antonio García, de 95 años, tuvo que ser ingresado de urgencia en un hospital madrileño a causa de una infección y de la colocación de un marcapasos .Destrozada, Ana Obregón rompía su silencio y publicaba una emotiva carta a su padre en su cuenta de Instagram, pidiéndole que luchase porque, siendo "egoísta", admitía que no se veía capaz de aguantar tanto dolor. "Necesito más tiempo contigo. Entiendo que quieras reunirte con mamá pero por favor, quiero volver a sonreír contigo... un poco más..." confesaba la actriz. Final y afortunadamente, todo quedaba en un gran susto y Antonio García recibía el alta hospitalaria arropado por toda su familia.

Sin embargo, este nuevo golpe en la vida de Ana Obregón hacía aflorar con más intensidad si cabe las perdidas que ha sufrido. Esta misma semana se cumplían seis meses de la muerte de su madre, doña Ana, y ha querido recordarla a través de sus redes sociales. "Mamá perdóname, porque aún no he sido capaz de entrar en tu duelo. Hay veces que es necesario maquillar la realidad porque el cuerpo no aguanta más dolor" comenzaba Obregón.

La solidaridad de Ana Obregón

Aunque nada combate el dolor que supone la pérdida de un hijo, afortunadamente otros aspectos de la vida sonríen a Ana Obregón. Además de su éxito en redes sociales esta Nochebuena presentará el tradicional programa de TVE y también las campanadas de fin de año junto a Anne Igartiburu.

Te puede interesar:

Además, Ana Obregón no para de colaborar con causas solidarias. "Me siento una afortunada de haber podido aportar mi granito de arena a la labor extraordinaria de la Fundacion infantil Ronald McDonald" decía en su reciente publicación de Instagram. "Esta fundación crea hogares y ayuda cada año a 1300 familias que tienen a sus hijos hospitalizados. Y todo gracias a que mañana es el día en que cada Big Mac y peluche que compréis irá destinado íntegramente a la construcción de estos hogares con 30 habitaciones. Verdad que mañana todos vais a comprar un Big Mac? así lo espero, por los niños que luchan contra enfermedades como el cáncer y sus familias. GRACIAS"