Kiosco

La Opinión de A Coruña

“No hemos trabajado para callar la boca a nadie”

Chanel deja de lado polémicas y dice estar muy satisfecha por el resultado u “Se vienen cosas bonitas”, anuncia

Chanel Terrero, ayer, durante la rueda de prensa tras Eurovisión. | // KIKO HUESCA

Quedó en tercer lugar tras Ucrania y Reino Unido, pero desde su actuación con sus bailarines el sábado por la noche en Turín, Chanel Terrero se mueve como una verdadera ganadora. La de una edición de Eurovisión, la 66º, que le produjo en un principio las peores pesadillas, cuando su elección en el Benidorm Fest en enero les sonó a muchos a tongo, y que le está proporcionando una de las mayores felicidades de sus 30 años de vida. Y aún entre nubes, después de haber dormido unas horas el lunes —el domingo por la noche se subió al escenario en la Plaza Mayor de Madrid— entraba ayer, de negro, en el estudio de Prado del Rey de RTVE para responder a las preguntas de los periodistas en una concurrida rueda de prensa. “No hemos trabajado para callar la boca a nadie”, declaraba para zanjar una de las polémicas: la que en un principio cuestionó su candidatura.

“Estamos muy satisfechos de nuestro tercer puesto. En cuanto nos bajamos del escenario tras la actuación nos abrazamos y nos dijimos que, pasara lo que pasara, estábamos orgullosos. Lo que hicimos no se consigue con un toque de varita de mágica. Es el resultado de mucho trabajo, de mucha energía y de mucha ilusión. La foto final no brillaría tanto sin el equipo de vestuario, de sonido, de iluminación...”, insistía la cantante y bailarina, siempre dada a conjugar el éxito en primera persona del plural, con sus bailarines presentes y en todo momento prestos a echarle un capote. “Lo hemos repetido mucho estos días pero no nos cansaremos. Somos artistas y este buen resultado es también para la profesión, para los bailarines, para la gente que trabaja en los musicales”, dijeron. “Se vienen cosas bonitas que ya explicaré cuando llegue el momento”, dijo Chanel, sin querer entrar en más detalles sobre el disco en el que ya ha estado trabajando. Ahora toca saborear el triunfo. El de ella y el de RTVE.

Y es que los datos hablan solos. Un espectáculo visto por 200 millones de personas en todo el mundo. En España, más de 7, 7 millones de espectadores, lo que supone un 50% de share, con picos de hasta el 70%, y más de 15 millones acumulados. Y en el terreno digital, más de 64 millones de visualizaciones en vídeo de su actuación, que clavó. Ante eso la cantante solo podía repetir una y otra vez: “¡Qué fuerte!”.

Por eso ayer insistió en que no piensa en quienes criticaron su elección en Benidorm Fest: “Soy una mujer positiva, que mira el lado bueno de las cosas. Hemos trabajado porque somos profesionales y por la candidatura. Se han colocado las cosas en su sitio, donde tenían que estar. Pero no le hemos enviado ningún mensaje a nadie”, recordaba. Un periodista le preguntó por la polémica en redes tras la opinión de Cristiano, un comentarista de la RAI que dijo que no votaran a Chanel porque era una copia barata de Jennifer Lopez, y después pedía disculpas en un vídeo por sus desafortunadas palabras, en las que aseguraba: “Nunca había sido mi intención ofenderte. Si algo ha molestado no era mi intención. (...) La canción seguro que tiene un éxito mundial”.

Ella no quiso echar más leña y dijo que “no había nada más que añadir. Aceptadas”. Pero sí quiso referirse en otro momento al daño que pueden hacer descalificaciones e insultos a través del anonimato en las redes. “Ya lo dije en su día, el domingo 30 de enero, tras el Benidorm Fest, tengan cuidado con lo que se dice en las redes porque pueden hacer mucho daño. Y yo soy fuerte, pero...”.

Y en mitad de la rueda de prensa, otro “¡Qué fuerte!” cuando a Chanel le pasaron en directo para que leyera en voz alta y directamente del móvil el mensaje de felicitación que le enviaban desde La Zarzuela “Señora doña Chanel Terrero —¿señora doña? ¡Qué fuerte!—, exclamaba. Y seguía: “De sus majestades los Reyes. Muchísimas felicidades por tu fantástica actuación en Eurovisión. Has hecho historia para España en este festival de la música al alcanzar ese tercer puesto tras una reñida final en la que recibiste el reconocimiento tanto del jurado como del público. Queremos transmitir nuestra enhorabuena al equipo que te acompañó y agradeceros haber representado tan bien a España y habernos hecho sentir tan orgullosos. Un fuerte abrazo, Felipe y Letizia”. Y Chanel, toda naturalidad, soltaba: “¡Estoy en shock... es muy fuerte... no me lo creo!, ¡qué fuerte todo!”.

En cuanto a la polémica sobre el error en el recuento de votos la artista lo deja en manos de quien debe gestionarlo. “Sinceramente, nosotros hemos hecho nuestro trabajo y ya está. Lo que tenga que pasar pasará”. La Unión Europea de Radiodifusión (UER), organizadora del certamen, afirmó ayer que sigue revisando las posibles “pautas de voto irregulares” del jurado de seis países durante la segunda semifinal y cuyos votos no fueron tenidos en cuenta en la final y pidió tiempo para llegar a conclusiones.

María Eizaguirre, directora de comunicación de RTVE, aclaró que el ajuste de datos se ha hecho en otras ocasiones. “RTVE quiere despejar toda duda: hemos estado en contacto con la organización. Pero para nosotros el resultado es el que es. Y no está en juego la segunda plaza para España”, insistió. “Es el mejor resultado de España desde hace 27 años. Así que ya nos sentimos ganadores”, añadió.

En cuanto a si sentía que el triunfo de Ucrania no había sido justo por no responder a motivos meramente musicales, sino solidarios, Chanel, diplomática, aseguraba: “El mismo día de la final me levanté con la canción de Ucrania en la cabeza. Son unos artistas que se subieron al escenario como nosotros. Estamos contentos con nuestra posición y no miramos lo demás” Y Chanel acabó la rueda de prensa, como ya viene siendo costumbre: bailando. No en vano ayer era San Pascual Bailón.

Compartir el artículo

stats