Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Una macromuestra de matrícula de honor cierra el programa expositivo del Año Santo

Fotos de Cartier Bresson, cuadros de Sorolla, Turner o Hockney se presentan en el Gaiás en ‘Camiños creativos’ | Las obras proceden de una treintena de museos y colecciones de Europa

Sala de Armleder. | // XOÁN ÁLVAREZ

La Cidade da Cultura acoge desde ayer Camiños creativos, una macromuestra de matrícula de honor que cierra el programa expositivo de gran formato del Xacobeo. Desde la Consellería de Cultura resaltan que “es una de las principales citas expositivas de este otoño en España”.

El conselleiro y Nava Castro, ayer en la inauguración. | // XOÁN ÁLVAREZ

Se muestra un centenar de obras desde el siglo XVIII hasta ahora, procedentes de unos 30 museos y ocho colecciones de Europa. Cuatro son sus ejes: grandes maestros de la fotografía, grandes maestros de la pintura y referente de la creación actual.

Obra de paisajistas. | // XOÁN ÁLVAREZ

Su comisaria, la compostelana Montserrat Pis Marcos, explicaba ayer a este diario que fue en 2019 cuando le surgió la idea de imaginar una exposición de arte alrededor del Camino de Santiago y la idea de andar. “Pensé qué exposición me gustaría hacer a mí. Estaba en la cocina y empecé a garabatear nombres de artistas”, recuerda.

Con la llegada de la pandemia, quedó atrapada cuatro meses en España en la casa de sus padres aunque vive en Reino Unido y en los meses de verano de 2020 comunicó a la Cidade da Cultura —en concreto a María Pereira— su propuesta de exposición. Finalmente, le dieron el visto bueno meses después y el resultado final se inauguró ayer con la presencia del conselleiro de Cultura, Román Rodríguez; y la directora de Turismo de Galicia, Nava Castro. La comisaria señala que “la actividad de caminar o moverse por el espacio es algo con lo que todos nos podemos identificar. Hay un montón de actividades del día a día que implican caminar”.

“Me gustaría —añade— que la gente la captase como una exposición lenta, en la que puedes echar muchísimo tiempo. Hay instalaciones que se mueven, cosas que se desplazan pero no es una exposición acelerada. Está diseñada para perderse en ella un poco”. De hecho, al llegar a la sala se muestran tres opciones de camino. “Le damos al público toda la información al principio para que decida él a dónde quiere ir”, añade Pis Marcos.

En ese paseo por el arte que propone la comisaria, la persona asistente verá obra de paisajistas ingleses como John Constable y J.M.W. Turner. Además, también se podrán admirar piezas de artistas franceses que “no se ven tanto en España como Gustave Courbet o Camille Corot”, así como seguidores del paisajismo francés a cargo de los manchistas italianos.

La pintura española también está representada con Sorolla, Regoyos, Rusiñol o Joaquim Mir. “Es un grupo de pintores del siglo XIX de los que hay obra suya desperdigada por la Península pero que no necesariamente se pueden ver en Galicia juntos en el mismo espacio”, reflexiona la comisaria de la exposición.

En cuanto a la nómina de creadores contemporáneos, la comisaria destacó la presencia de una pieza de Julian Opie, creador que ha trabajado con U2 o Blur. Parte de su obra se centra en la figura humana en movimiento, paseando, corriendo, sola o en conjunto.

El espectador que acuda a Camiños creativos también se encontrará con instalaciones como la del venezolano Jesús Rafael Soto. “Es una pieza en la que puedes penetrar. Son casi 3.000 hilos de PVC pensados para que el visitante se meta por dentro, camine, corra. Es una experiencia sensorial porque son tubos translúcidos que penden de una estructura y que forman casi un bosque”, describe Montserrat Pis.

Bolas de discoteca

Otra propuesta interesante y que causará sorpresa al público será una sala del artista John M. Armleder, Global Domes XII, que presenta diez bolas de discoteca que giran muy despacito. “Cada bola tiene un foco que refleja la luz y proyecta los cuadraditos sobre las paredes. Están a la altura de los ojos y están allí para que veas el objeto físico y para que valores cómo cambia el espacio. Suponemos que será uno de los reclamos de la exposición y que funcionará muy bien en Instagram porque quedan muy bien las fotos”, describe.

Los amantes de la fotografía también podrán disfrutar de su especialidad preferida con imágenes —entre otros— de Cartier-Bresson con obras de los años 30. “Es el momento bisagra en el que Cartier Bresson está dejando su faceta más surrealista. Presentamos un bodegón surrealista pero también hay otras dos piezas que son imágenes captadas por la calle de personas en movimiento. Es una transición entre el Bresson más onírico y el que conocemos todos del fotorreportaje, la agencia Magnum y que sale a la calle a captar el instante decisivo”, explica Marcos, quien estudió Historia del Arte en la Universidade de Santiago.

Sobre su vocación organizando exposiciones, recuerda cómo muy jovencita cuando se celebró en Compostela la muestra Gallaecia Fulget en 1995 (ella tenía 12 años) “hacía minivisitas guiadas a mi familia tras aprenderme las palabras de los guías. Siempre me gustó contar historias. Siempre dije que quería ser escritora. De alguna manera, trabajar en museos es una faceta más de contar historias con palabras y objetos”.

Compartir el artículo

stats