Desde que el pasado 1 de abril, Marta Ortega accedió a la presidencia no ejecutiva de Inditex, en sustitución de Pablo Isla, una gran parte de los acontecimientos que ha vivido desde entonces han sido por primera vez. Ese mismo día, se dirigió por primera vez a la plantilla de la multinacional a la que pidió su apoyo. En julio fue su primera junta de accionistas del grupo textil y la primera vez que tuvo que hablar en público. Este fin de semana también es la primera vez que acude como presidenta de Inditex al Concurso Hípico de Casas Novas, un evento que está siempre marcado en rojo —ya sea en diciembre como en verano— en el calendario de la familia Ortega.

Hablando con su marido Carlos Torreta. /CASTELEIRO REDACCIÓN

Desde su palco, encima de las gradas, los componentes de la familia Ortega siguieron las evoluciones de los jinetes. En la primera jornada de ayer no se vio al fundador de la empresa gallega, Amancio Ortega, pero sí a su mujer, Flora Pérez, y, como no, a su hija, Marta Ortega. También estuvieron presentes el marido de la presidenta de Inditex, Carlos Torreta; su suegro, el diseñador Roberto Torreta; o la chef Samantha Vallejo-Najera y su hijo. Pero como en las dos últimas ediciones, todas las miradas se las llevó la hija de Marta y Carlos, Matilda, que siguió las evoluciones de los jinetes desde los brazos de su madre.

Público que asistió al evento./ROLLER AGENCIA REDACCIÓN

A la espera de las jornadas fuertes de la competición que se celebrarán hoy y mañana, para la cita de ayer, Marta Ortega vistió uno de los conjuntos de la firma textil que preside: chaqueta gris y vestido largo negro.