Nuevo disgusto para la infanta Elena. Según El Confidencial, Felipe Juan Froilán, el sobrino del rey Felipe VI, ha sido implicado por la policía en una pelea callejera con navajas que se produjo a las puertas de Vandido, una conocida discoteca del barrio de Salamanca de Madrid la madrugada del pasado 25 de noviembre. Una trifulca multitudinaria en la que Froilán estaba presente y en la que uno de sus amigos sufrió una herida de arma blanca de 2,5 centímetros por la que tuvo que acudir a un hospital para recibir asistencia médica. Un portero de la discoteca confirmó que se había producido un enfrentamiento entre dos grupos de jóvenes que se encontraban bajo los efectos del alcohol. Los agentes encontraron en el lugar del suceso abundante sangre en el suelo y la carcasa del retrovisor de un coche. Se abrieron diligencias por un delito de riñas, castigado con entre tres meses y un año de prisión. Al parecer, la bronca entre dos grupos de jóvenes –entre los que se encontraban Froilán e Isabel Mateos Pérez-Íñigo (alias La Pechotes), conocida por ser amiga del pequeño Nicolás– surgió por los desperfectos de un coche, que unos reprocharon a los otros. La discusión fue subiendo de tono, llegando al punto de que uno de los amigos del hijo de la infanta resulto herido por un navajazo en el antebrazo. Fue entonces cuando uno de los presentes llamó a la policía, que se personó en el lugar e identificó, como ha trascendido, a Froilán, del que se desconoce si participó activamente en la pelea o no. Los responsables de Seguridad de la Casa Real están informados del suceso. Es el enésimo conflicto en el que se ve envuelto Froilán, de 24 años, pero el primero con armas blancas.