Shakira ha puesto tierra de por medio y está disfrutando de las Navidades junto sus dos hijos (Milan y Sasha) en Dubái. La artista colombiana ha agradecido públicamente a sus seguidores el cariño y apoyo recibido en los últimos y complicados meses, y ha pedido “paz y serenidad” para el próximo año. “Gracias por todo el amor y el apoyo que nos distéis a mí y a mis hijos durante este año. Os deseo unas dulces vacaciones. Por un 2023 lleno de paz y esperanza”, escribió la cantante de Barranquilla en sus redes junto a una imagen en la que la ve con sus hijos sujetando un halcón adiestrado. Ahora que ya está cerrado el acuerdo de divorcio con el exfutbolista Gerard Piqué, los planes de la artista son dejar atrás su vida en Barcelona, y poner rumbo a su nueva aventura en su casa de Miami, donde tiene previsto instalarse en las próximas fechas con sus dos hijos.