La película Blonde, un biopic sobre Marilyn Monroe, lidera con ocho nominaciones la 43 edición de los premios Razzie, conocidos también como los anti Óscar porque distinguen a los peores filmes de cada año.

La cinta dirigida por Andrew Dominik y protagonizada por la hispanocubana Ana de Armas fue seleccionada en alguna de las categorías más relevantes, como la de peor película, peor director o peor guion, anunció la fundación Golden Raspberry Awards, que organiza estos galardones.

Junto a Blonde, la terna de cinco candidatas a peor película la componen Pinocho, dirigida por Robert Zemeckis, Morbius (Daniel Espinosa), Good Mourning (Machine Gun Kelly y Mod Sun) y La hija del rey (Sean McNamara).

Ana de Armas, que estuvo nominada este año a los Globos de Oro por su actuación, no fue objeto de estos cómicos premios en los que cualquier persona que pague su suscripción puede formar parte de la fundación y votar.

Después de Blonde, la producción más ridiculizada del año fue Morbius, que obtuvo cinco nominaciones —incluida la de peor película— con Jared Leto como aspirante a peor actor protagonista, apartado en el que competirá con Tom Hanks y su papel de Geppetto en el filme Pinocho de Disney. Se estrenó tres meses antes de que Netflix lanzara su propia adaptación dirigida por el mexicano Guillermo del Toro, quien ya ha ganado el Globo de Oro y es firme candidato al Óscar en la categoría de animación por esta cinta.

El rapero Machine Gun Kelly por Good Mourning, la voz del comediante Pete Davidson en Marmaduke y Sylvester Stallone haciendo de héroe en Samaritan también fueron señalados por los Razzie como peores actores de la temporada.

En la versión femenina de este apartado figuran Bryce Dallas Howard (Jurassic Park: Dominion), Diane Keaton (Con canas y a lo loco), Ryan Kiera Armstrong (Ojos de fuego), Kaya Scodelario (La hija del rey) y Alicia Silverstone (Sharkwater). En la categoría de peor actor de reparto vuelve a aparece el nombre de Hanks, esta vez encarnando al coronel Tom Parker en la aclamada Elvis donde, según la organización, se mostró “cargado de látex y con un acento ridículo”.

Los Razzie, unos premios controvertidos dentro de la industria de Hollywood por su carácter peyorativo, incluyen entre sus categorías otros apartados como, por ejemplo, peor combo en pantalla o peor remake o secuela. El nombre de la fundación que entrega estos galardones procede de la frase en inglés blowing a raspberry, que se refiere al sonido de un resoplido hecho para evidenciar que una obra es de mala calidad.