La caída del cabello es un problema que afecta a hombres y mujeres y que se acrecienta en los cambios estacionales. Con la llegada del otoño puede que hayas notado que tu pelo ha perdido fuerza e incluso se cae más.

Existen un montón de tratamientos tanto para frenar como para prevenir la caída del pelo y la clave está en cuidarlo mucho. Una buena alimentación es fundamental. Tener una dieta variada y equilibrada ofrece al pelo todos los nutrientes para mantenerse fuerte y sano; alimentos ricos en B12, B6, antioxidantes y minerales aseguran la elasticidad del pelo, a la vez que le ayudan a crecer más fuerte y sano.

Hay un producto, que muchos tenemos en casa, que te puede ayudar a darle más fuerza a tu cabello y prevenir así su caída. Se trata del aceite de almendras, rico en vitamina E, la cual es crucial para fortalecer el cuero cabelludo y dotar al pelo de una gran elasticidad y resistencia. Así, con este aceite no solo se puede prevenir su caída, sino que también lo nutre en profundidad.

Su uso es de lo más sencillo:

  1. Lava el pelo con el champú que utilizas habitualmente.
  2. Después de enjuagar aplica el aceite de almendras. Pon una pequeña cantidad de aceite en los dedos y pásalo por todo el cuero cabelludo dando un pequeño masaje para que se impregne bien. Lo importante es aplicar poca cantidad al principio y, si necesitamos más, ir añadiendo poco a poco.
  3. Aclara el pelo con agua tibia y empieza a comprobar como tu pelo adquiere más fuerza y brillo.