27 de mayo de 2020
27.05.2020
La Opinión de A Coruña
Alimentación

¿Cómo responden las células al ayuno?

Para responder al ayuno, las células usan la autofagia, un proceso de auto-reciclaje celular

27.05.2020 | 10:28
La autofagia y su importancia ante el ayuno.

Investigadores de la Universidad de Warwick, en Reino Unido, han descubierto cómo las células responden al ayuno y activan el proceso llamado autofagia, lo que significa que se puede promover un estilo de vida más saludable para ayudar a las personas a mantener una vida saludable, según publican en la revista 'Cell Reports'.

El Reino Unido tiene el nivel más alto de obesidad en Europa occidental, y sus niveles se han más que triplicado en los últimos 30 años, se estima que más de la mitad de la población podría ser obesa en 2050 en el Reino Unido. La obesidad es un factor de riesgo significativo para una mayor morbilidad y mortalidad. La causa del rápido aumento de la obesidad se atribuyó a los estilos de vida modernos, incluida la dieta alta en calorías.

El ayuno intermitente, el ayuno en días alternos y otras formas de restricción calórica periódica han ganado popularidad durante los últimos años porque se consideran beneficiosas para mantener un peso corporal saludable. Para responder al ayuno, las células usan la autofagia, un proceso de auto-reciclaje celular.

Un equipo de investigadores dirigido por el profesor Ioannis Nezis de la Facultad de Ciencias de la Vida, de la Universidad de Warwick, descubrió cómo las células activan los genes de autofagia durante el ayuno.

En el artículo la doctora Anne-Claire Jacomin, la doctora Stavroula Petridi, la estudiante de doctorado Marisa Di Monaco y el profesor Ioannis Nezis han descubierto proteínas que son necesarias para la transcripción de genes de autofagia.

Las proteínas se llaman Sequoia, YL-1 y Sir2, estas proteínas interactúan con la proteína relacionada con la autofagia citoplasmática Atg8a. Estas interacciones reclutan Atg8a en el núcleo para controlar la transcripción de genes de autofagia. Este es el primer estudio que descubre un papel nuclear de la proteína citoplasmática Atg8a.

El autor principal de la investigación, el profesor Ioannis Nezis, de la Facultad de Ciencias de la Vida de la Universidad de Warwick, explica que "comprender los mecanismos moleculares de activación de los genes de autofagia durante el ayuno nos ayudará a usar intervenciones para activar las vías autofágicas para mantener un peso corporal normal y promover un bienestar saludable".

¿Qué es la autofagia?

La autofagia es un proceso fundamental para el ser humano ya que permite la supervivencia de la células en situaciones de estrés y participa en la muerte celular.

La autofagia se conoce desde hace más de 50 años, pero su importancia en la fisiología y la medicina no fue reconocida hasta la década de 1990, precisamente gracias a los descubrimiento de Oshumi, quien estudió la función de las proteínas codificadas por los genes clave en la autofagia y delineó cómo las señales de estrés inician la autofagia y el mecanismo por el cual las proteínas y complejos de proteínas promueven distintas etapas de su desarrollo.

Pero ¿qué es la autofagia? Literalmente sería 'comerse a si mismo', porque supone el proceso en el que las células se autodestruyen. Siendo más concreto, desde el Centro Superior de Investigaciones Científicas explican a Infosalus que la autofagia es un proceso de degradación intracelular que permite el reciclaje de componentes celulares para mantener el equilibrio celular (homeostasia). No se trata de la muerte de la célula, "es el proceso de supervivencia de la célula", señalan.

Por verlo de una manera sencilla, sería un proceso celular que se encarga de la degradación y reciclaje de componentes celulares con el objetivo de que el organismo se mantenga estable. Además, tiene un papel esencial en la obtención de nutrientes en condiciones de ayuno, en la degradación de orgánulos (estructuras contenidas en el citoplasma de las células) dañados, por lo que supone un mecanismo que permite a las células sobrevivir en condiciones de estrés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook