El gluten es una proteína presente en alimentos como el trigo, el centeno o la cebada. Si buen es cierto que es muchas personas no tiene ningún tipo de efecto negativo, en otras puede llegar a provocar importantes problemas de salud y genera una serie de síntomas que muchas veces asociamos a otras cosas. Nuestro cuerpo nos habla por eso es muy importante escucharle siempre que veamos algo que se escape de lo común. Hoy te contamos cuales puede ser las señales que podrían estar indicando que debes suprimir el gluten de tu dieta. 

Alimentos sin gluten Getty Images

Problemas gastrointestinales

Uno de los síntomas más comunes de la intolerancia al gluten son los trastornos digestivos e intestinales como distensión abdominal, diarrea o estreñimiento, gases, dolor abdominal o síndrome del intestino irritable. Un malestar que se puede aliviar si eliminas todas las comidas que contienen esta proteína, pero siempre, tras haber consultado al médico.

Dolores de cabeza

El consumo de esta proteína genera un desequilibrio en los procesos inflamatorios del cuerpo que afecta a la función del sistema nervioso. Como consecuencia, en el cuerpo de las personas celíacas se producen una serie de reacciones, entre las cuales se destacan los constantes dolores de cabeza y la migraña.

Fatiga

Tras consumir productos que contengan gluten algunos individuos se sienten cansados y con dificultades para concentrarse.

Problemas en las articulaciones

El gluten puede provocar en algunas personas que el cuerpo se exceda en su nivel de inflamación y desencadene reacciones. Una de las más preocupantes tiene que ver con las articulaciones, ya que a menudo incrementa su hinchazón y genera mucho dolor.

Desequilibrio hormonal

La infertilidad, o algunos tipos de ella, podrían tener alguna relación con la intolerancia a estos alimentos.

Trastornos cutáneos

La queratosis pilaris o queratosis folicular es un trastorno cutáneo que se caracteriza por la aparición de protuberancias escarpadas, con un ligero color rojo. Esta condición se une a la escasa absorción de la vitamina A y ácidos grasos esenciales, que podrían ser provocados por los daños intestinales debido a la prolongada exposición al gluten en celíacos

Fibromialgia

Esta enfermedad se caracterizada por el dolor crónico y la rigidez en los músculos y las articulaciones. Puede causar constantes episodios de dolor, cuyo origen no está definido. Aunque la fibromialgia depende también de muchos factores, algunos estudios cree que podría existir una relación con la ingesta de gluten.

Problemas de conducta

Aunque es difícil de asociar al consumo de gluten, algunos estudios han apuntado que las personas celíacas tiene una mayor tendencia al estrés o la irritabilidad cuando consumen productos con esta proteína.

Enfermedades autoinmunes

Las personas celíacas que están expuestas constantemente al gluten tienen más riesgo de desarrollar una enfermedad autoinmune.

Síntomas neurológicos

La inflamación que provoca el gluten en el sistema nervioso, así como el debilitamiento del sistema inmunitario puedo provocar neuropatías periféricas, migrañas y ataxia. Esta última se da cuando el sistema inmunitario produce anticuerpos contra el gluten, y éstos atacan por error unas neuronas del cerebelo llamadas células de Purkinje. Esta confusión se produce debido al parecido que tiene la gliadina del gluten con estas neuronas.