WhatsApp ha cambiado la forma de comunicarnos. Ahora forma parte de la vida cotidiana de millones de personas. Y cada adición de funciones a la aplicación representa una evolución social de alguna manera. Esta consideración puede parecer exagerada, pero para entenderla basta con medir cuántos aspectos de la vida pasan por esa plataforma de mensajería que hoy es la abanderada del mundo virtual que se mezcla con el real.

Desde los contextos laborales hasta los de la vida privada, la forma en que nos comunicamos por WhatsApp tiene inevitablemente una gran relevancia. Y, precisamente por ello, hay expectación por la novedad anunciada en un futuro próximo. Se presentarán las reacciones.

No siempre me gusta

Para los que no estén familiarizados con Internet, esto significa que, desde el momento en que se presenten, será posible responder a todos los mensajes simplemente con un emoticono que se colocará al final del mensaje recibido.

Puede que a algunos no les guste esto. Aunque haya contextos en los que puedan apreciar su practicidad.

Pero es mejor ir en orden. A muchas personas no les gusta que, al final de un mensaje especialmente elocuente, haya alguien que responda con un común "pulgar arriba" para comunicar su conformidad. Es un emoticono muy utilizado, pero a veces corre el riesgo de ser una respuesta demasiado escueta.

La introducción de las reacciones representa una herramienta mediante la cual la respuesta a través de los emoticonos será aún más directa e incentivada.

Imagina que escribes en un grupo, de hecho, todas las personas podrán expresar su opinión sobre el mensaje de otra persona simplemente poniendo una "cara sonriente" en la parte inferior de la burbuja que contiene el texto enviado (y no todo el chat).

Se sabe que la función ya está activa en el Messenger de Facebook. Pronto estará activo también en WhatsApp, dado que fue anunciado por Mark Zuckberg como en despliegue. Poco a poco todos recibirán la actualización.

Los emoticonos o caritas que se pueden utilizar son el pulgar hacia arriba (ok o 'me gusta'), el corazón, la cara riendo, la cara llorando y las dos manos chocando las manos (algunos lo consideran una oración). Basta con utilizar la burbuja en la que está contenido un mensaje y esperar a que aparezca la opción. Y si, por casualidad, tienes un amigo al que no le gusta tardar en contestar, incluso cuando merece ser articulado, puedes estar seguro de que utilizará mucho esta nueva función de WhatsApp. En algunos casos, sin embargo, podría ayudar a tener un poco más de orden en los grupos.