Un hombre de 41 años ha ingresado en prisión tras ser detenido por la Policía Nacional acusado de un delito de robo con violencia después de atracar un estanco con pasamontañas e intimidar a la empleada con un arma de fuego. El individuo, que había sido detenido en ocasiones anteriores por hechos similares, se llevó el cajón de la caja registradora que contenía en ese momento en torno a 600 euros.