Los tres encarcelados por el crimen de Samuel Luiz en A Coruña seguirán en prisión. La jueza entiende que hay "riesgo de fuga y posibilidad de alteración o destrucción de pruebas".