Los grandes veleros permanecerán atracados hasta el domingo entre el muelle de transatlánticos y el Real Club Náutico de A Coruña.