Técnicos municipales visitaron el domingo y este lunes por la mañana el edificio abandonado y en estado ruinoso de la calle Tui, en As Atochas, cuya cubierta se derrumbó el sábado. La alcaldesa, Inés Rey, avanzó este lunes que, a falta de un informe definitivo, “lo más probable” es que el inmueble, de tres plantas, tenga que ser demolido completamente para garantizar la seguridad en la zona.

“Parece que no es factible la conservación de la fachada por el estado en que se encuentra”, explicó Rey. El derrumbe se produjo en la noche del viernes y los bomberos actuaron el sábado por la mañana para revisar el edificio tras comprobar que el tejado se había venido abajo.