Decenas de personas se concentran en la plaza de María Pita tras la pancarta 'Por un convenio digno na limpeza' y con una fregona gigante que simboliza su lucha.

Paulo Rubido, del sindicato CIG, ha explicado a los medios que el convenio afecta a unas 12.000 personas en la provincia y ha lamentado la poca disposición de la patronal a renovarlo.

"Somos uno de los sectores más precarizados, feminizados y con las peores condiciones laborales de toda la provincia de A Coruña y, probablemente, de toda Galicia", ha detallado.

Tuvieron un conflicto hace unas semanas por la revisión salarial pactada en el anterior convenio colectivo, que era de un 9,8 % según el IPC, y al final la patronal tuvo que aceptarlo.

"Ahora su intención es bloquear el nuevo convenio durante los próximos tres o cuatro años. Los trabajadores y trabajadoras del sector no aceptan esa realidad, queremos negociar ese convenio colectivo, vamos a plantear las negociaciones a partir de septiembre", ha continuado.

Ha advertido de que "no va a ser una negociación pacífica" y, si la patronal no negocia, habrá "movilizaciones y huelga": "No queremos ser esclavos de su miseria", ha continuado.

Juan Manuel Carreira, de UGT, ha detallado que tienen condiciones salariales cercanas al salario mínimo interprofesional, no tienen complementos en caso de incapacidad temporal, no disponen de ningún día de asuntos propios y no cuentan con categorías profesionales.

Ha agregado que existe una importante "brecha de género" y también "una temporalidad y parcialidad elevada" que espera que se aborden en el nuevo documento.