Una niña emerge de la multitud y es alzada en brazos por Brad Pitt. La gente enforverecida coreaba su nombre y se apelotonaba contra las vallas que protegían el escenario de rodaje de la película 'Allied' en el barrio de Triana de la capital grancanaria. La pequeña parece una fan privilegiada distinguida por el artista. Pocos se percatan de que en realidad el actor percibe que la menor está en peligro, teme que sea aplastada contra las vallas y ordena a su equipo de seguridad que la rescaten. Una vez a salvo, la niña se derrumba y se desmaya. Los sanitarios la atienden. Varios vídeos, como los que ofrecemos aquí, recogen la secuencia completa desde distintas perspectivas y están dando la vuelta al mundo acrecentando la figura de Brad Pitt.