El parque de la iglesia de Santa Olaia de Silleda vivió esta noche un extraño suceso al derribar su balaustrada un hombre a empujones. Ocurrió sobre las dos de la madrugada de este martes, cuando un vecino sobresaltado por el estruendo de las piedras al caer sobre la acera alertó al 112. Más información.