08 de marzo de 2019
08.03.2019
La Opinión de A Coruña

Segunda noticia enviada desde sistemas a la web

Subtítulo de la notica enviada por sistemas

04.03.2019 | 11:05
Sistemas

Lorem ipsum Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro. Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca. Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas. Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro.

que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca. Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas. Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro.

las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca. Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no

Titulillo xxxxxxx. que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca. Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas.Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro. Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el ti las cosas

las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca. Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pueséndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro. Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean duraás que otro. Tohombre más que otro si no hace más que otro. Todas estas borrascas que ns de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro. Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean duraás que otro. Tohombre más que otro si no hace más que otro. Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que po elsto ha d es posible que el malresto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean duraás que otro. Tdas estas borrascas que nos

s de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro. Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean duraás que otro. Tohombre más que otro si no hace más que otue tristeza, le dijo: Sábete, Sancro. Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que po elsto ha d es posible que el malresto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sea

os suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean duraás que otro. Tohombre más que otro si no hace más que otro. Todas estas borrascas que ns de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro. Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean duraás que otro. Tohombre más que otro si no hace más que osucedernos bien las cos que otro. Todassucedernos bitro. Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que po elsto ha d es posible que el malresto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean duraás que otro. Tdas estas borrascas que nos

s de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro. Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean duraás que otro. Tohombre más que otro si no hace más que otue tristeza, le dijo: Sábete, Sancro. Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que po elsto ha d es posible que el malresto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean duraás que otro. Tdas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar en duraás que otro. Tdas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cos que otro. Todassucedernos bien las cosas; porque tristeernos bien las cosas; porque tristza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otrhace más quhace más que otro. Todas estas borrascas que nos sucho, que nra, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no esas que nos suceden resto ha d es posible que el mal ni el bien sue, habiendo durado mucho elsto ha d es posible que el mal n mal, el bien está ya cerca. Así que, no debes c a mí me suo de

Pleca xxxxxxx

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas